Dice muy poco del Deportivo que el portero se destacase como el mejor de la noche del domingo, tras un 4-0 encajado en el Camp Nou, donde, además, el Barcelona estrelló cinco remates en los palos. Pero el equipo coruñés lleva tanto tiempo atacado de los nervios por sus porteros, que el paso adelante de Rubén, brillante en media docena de intervenciones y que hasta paró un penalti a Messi, da esperanza en el futuro. Cómo funciona la mente del futbolista, que cuando trasciende que el club peina el mercado en busca de reforzarse con un nuevo guardameta en enero, el titular protagoniza su mejor actuación.

 

La derrota, aunque esperada, refuerza al conjunto de Cristóbal precisamente en su talón de Aquiles de cara al partido más esperado de la temporada en Riazor. Ya todos miran hacia el Dépor-Celta, donde los coruñeses, después de sumar quince puntos en dieciséis jornadas, aspiran a cazar en la clasificación a su eterno rival. El 4-0 encajado afea el mal bagaje ofensivo deportivista, con Lucas peleón y poco más, Çolak agotado y Adrián en su partido más gris del curso.

La puesta en escena pintada en la pizarra de todo un exazulgrana como Cristóbal resultó adecuada. Si se descuentan los tres primeros minutos, el Dépor gestionó el juego con solvencia e intención hasta el ecuador del primer período. Con Schär y un imperial Sidnei inabordables para Messi, Suárez y compañía, Lucas, Adrián y Çolak se aliaron para abrir una brecha por la izquierda. Hasta Borges protagonizó a los diez minutos el primer remate del partido entre los tres palos.

Pero desde el banquillo azulgrana Valverde aprovechó la lesión de Alcácer para reestructurar a su equipo, dar entrada a Aleix Vidal y girar el partido por completo a su favor. No hubo más discusión y no tardaron en arreciar las ocasiones, resueltas muchas con brillantez por Rubén. Al final, de tanto ir el cántaro a la fuente, llegaron los goles. Luis Suárez abrió la lata tras regalo de Messi y Paulinho remachó el segundo tras un nuevo disparo a la madera de la Pulga, que acabó con tres. Otro fue de Suárez y otro más de Alba. Hasta hubo un gol fantasma del uruguayo (que debía haber subido al marcador) justo antes de retirarse al descanso, pues el meta salvó cuando el balón parecía dentro.

El duelo quedó decantado nada más regresar de los vestuarios, cuando Luis Suárez empujó a la red un gran centro de Sergi Roberto. Como reacción, Sidnei tiró del equipo en un contragolpe irresoluto con Adrián, Lucas y Carles Gil en el área y, poco después, el valenciano estrelló el disparo en el lateral de la red cerca de la cruceta. Fue el penúltimo remate deportivista hasta que Borja Valle, en tiempo de prolongación, despertó a Ter Stegen, un espectador más hasta ese momento. No como Rubén, la mejor noticia del Dépor en el Camp Nou.

Ficha técnica:

0 Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Jordi Alba (Digne, min. 80), Rakitic, Iniesta (André Gomes, min, 55), Paulinho, Alcácer (Aleix Vidal, min. 23 ), Messi y Luis Suárez.

Deportivo: Rubén, Juanfran, Sidnei, Schar, Navarro, Borges, Guilherme (Fede Valverde, min. 63), Gil (Borja Valle, min. 84), Çolak (Bakkali, min. 63), Adrián y Lucas Pérez.

Árbitro: Mateu Lahoz (Valenciano). Tarjeta amarilla a Schar.

Goles: 1-0. min. 29. Luis Suárez. 2-0. min. 41. Paulinho. 3-0. min. 47. Luis Suárez. 4-0. min. 75. Paulinho.

Incidencias: Partido correspondiente a la 16ª jornada de Liga, disputado en el Camp Nou. 53.607 espectadores. Messi ofreció la Bota de Oro a la afición del Barcelona antes del partido.

Tino Fernández: «Nos faltó agresividad, estuvimos muy pasivos»

La Voz

El mandatario deportivista criticó al equipo por falta de contundencia con el equipo rival

El presidente del Deportivo, Tino Fernández mostró su visión de la goleada encajada por el equipo blanquiazul en el Camp Nou, y elogió el encuentro de Rubén: «No tuvimos una buena noche, podían haber caído más goles, pero prefiero quedarme con el partido de Rubén, que estuvo soberbio. Ya que tanto se ha hablado de los porteros, me alegra personalmente su actuación», explicó.

El mandatario deportivista echó en falta más agresividad a la hora de encarar el partido ante los azulgranas: «Para jugar contra el Barça hay que rascar más nos faltó agresividad, la actitud ha sido un poco pasiva, si les dejas jugar te la lían».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un naufragio que salva a Rubén