Historias cruzadas entre A Coruña y Leganés

Solo se han enfrentado dos veces en primera pero ambos equipos ya han cruzado sus caminos con anterioridad


Tan solo se han enfrentado tres veces en Primera División. Las dos primeras vencieron los madrileños. La última derrota fue la de la temporada pasada. Los coruñeses perdieron en Riazor en el mes de septiembre por un gol a dos, aunque el varapalo llegaría en la segunda vuelta, 4-0 en Butarque. Fue el fin de la era Garitano.

Que vistan los mismos colores, el blanco y el azul (aunque el pantone no sea exactamente el mismo), que los dos apostasen en su día por un proyecto a largo plazo en primera basado en técnicos jóvenes de idéntico apellido (solo la de los pepineros cuajó), son casualidades evidentes y que saltan a la vista o a la memoria de cualquiera. Pero las historias de Deportivo y Leganés se han cruzado, o al menos tocado, en más de una ocasión.

Un habitual de los infiernos

El club madrileño, fundado en el año 1928, ha deambulado en los últimos treinta años entre la segunda y la segunda división B. Muchas de esas campañas en la categoría de bronce las pasó en el grupo I, en el que tradicionalmente los equipos gallegos y los madrileños se han encontrado. Es decir, que lo que hoy es un partido de primer nivel al que el Deportivo llega con apuros y necesidades era por aquel entonces una, entiéndase, intrascendente jornada vespertina en Abegondo. 

Igual que por aquel entonces, año 2008, Álex Bergantiños no era para el deportivismo lo que representa hoy en día, tampoco lo era el Leganés para el fútbol español. Un equipo simpático que a base de ideas frescas, para ejemplo los carteles que elaboran para anunciar sus partidos como locales, se ganó la simpatía de los aficionados de equipos muy lejanos al cinturón madrileño. De hecho, de no ser por la cercanía al abismo en esta temporada, probablemente el de este domingo (18:30, BeinSport) sería un duelo mucho más amable para el aficionado coruñés.

Un empujón hacia la tercera

Siguieron desfilando las generaciones de fabrilistas por El Mundo del fútbol y se siguieron sucediendo las diferentes plantillas del Leganés por el césped de Abegondo. Fue así hasta el año 2011. Curso aciago para el Fabril. El Leganés visitaba Abegondo en la penúltima jornada de competición con el guión más dramático que se podría escribir. El Leganés, enrachado tras vencer al Celta B, al Extremadura y al Pontevedra buscando el cuarto puesto que asegurase el playoff de ascenso. El Fabril, necesitadísimo de puntos para evitar el descenso directo y con un ojo puesto en lo que hacían sus rivales: Coruxo, badajoz y Conquense.

Deportivo B (Fabril)  - Leganes, en Abegondo. David Añón dispuso en la segunda parte de una de las escasas ocasiones de gol del Fabril.
Deportivo B (Fabril) - Leganes, en Abegondo. David Añón dispuso en la segunda parte de una de las escasas ocasiones de gol del Fabril.

No pudo ser. El leganés se llevo tres puntos de Abegondo tras derrotar al filial herculino por un gol a dos. Era la generación de Dioni, Añón o Juan Carlos. Los madrileños firmaron su cuarta victoria consecutiva (la quinta llegaría en la última jornada) y el Fabril no levantó cabeza hasta despertar la temporada siguiente en tercera. El Leganés tampoco conseguiría ascender. Las vistas a la segunda división las tapó el muro del playoff.

Goleadores en eterno préstamo

Antes incluso de que todo esto sucediera los caminos de ambos clubes ya se habían cruzado. En la temporada 2001-2002, en el mes de octubre, el Rácing de Ferrol disputaba su segunda temporada consecutiva en la categoría de plata. Por allí apareció el club pepinero formando en punta con un jugador propiedad del Deportivo, en préstamo en Leganés. El gran goleador histórico de las pretemporadas blanquiazules. Iván Pérez.

Tres goles le endosaron los ferrolanos a aquel equipo que acabaría por bajar a la segunda división B dos temporadas más tarde. Una antes haría lo propio el Rácing de Luis César para no volver más. 

Mucho ha cambiado el panorama en el fútbol. El Deportivo disputaba Copa de Europa y se había coronado campeón de liga un año y medio antes. El Leganés apenas soñaba con saber a qué podía oler el césped de primera. El domingo ambos vuelven a cruzar sus caminos en una encrucijada vital para los de Cristóbal.

 

La Liga del Dépor se hace mayor de edad

Lois Balado

Se cumplen 18 años de la goleada al Alavés que suponía el comienzo de la conquista del título de Liga

"Ha bastado el debut, una jornada, para que el respetable de Riazor viviera todo tipo de sensaciones. Frustración y alegría. Decepción y esperanza. Maldiciones y aplausos. Todo en noventa minutos con prolongación, ¿alguien da más?". Así arrancaba la crónica que los lectores de La Voz de Galicia pudieron leer la mañana del lunes 23 de agosto de 1999 cuando el periódico llegó a sus manos. Era el debut liguero de un Deportivo que no se ponía techo ante otro Deportivo, el Alavés. Fue la misma tarde en la que un espigado delantero holandés se vestía por primera vez la camiseta de francas blancas y azules y marcaba tres goles. Nadie sospechaba en los albores de aquel campeonato que se estaba forjando el inicio de una época en la delantera. Cuatro goles le endosó aquel día el cuadro coruñés al vitoriano. Uno de Djalminha y tres de Roy Makaay, el último de ellos con el sello más personal del holandés: arrancada desde el centro del campo y correr, correr, correr y finalizar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Historias cruzadas entre A Coruña y Leganés