One: «Estoy capacitado para jugar con el Deportivo en Primera División»

El central fabrilista está satisfecho de su debut y se siente con ilusión por disputar más encuentros arriba

.

Una de las pocas buenas noticias que trajo consigo la Copa del Rey esta temporada la protagonizó One Steve Aldo (Camerún, 1995). El Deportivo comprobó que puede contar con un futbolista más, el vigesimoctavo (tras los 25 del primer equipo, Francis y Edu), y más aún teniendo en cuenta la probable inminente salida de Alejandro Arribas. Central zurdo, muy intenso, y que se multiplica a la hora de hacer las coberturas, One lo tiene claro: se siente capacitado para dar el salto desde el Fabril.

-¿Cómo vivió esa primera aparición con el Dépor?

-Pues bastante bien. No me lo esperaba. Fue una oportunidad que se me dio, la intenté aprovechar y disfrutar al máximo y creo que cumplí e hice un buen partido. El domingo me tocó volver y cumplir con mi equipo, el Fabril, creo que también estuve bastante bien y tengo que seguir en la misma línea. La llamada de Cristóbal es un aliciente más para seguir trabajando con fuerza e ilusión y ahora lo que me queda es aprovechar las oportunidades que se presenten en el futuro.

-Los compañeros ayudando, supongo, con muchos consejos. ¿Alguno en especial?

-Bueno, en esas situaciones yo creo que más vale no decir mucho [sonríe]. Pero me sentí en todo momento respaldado tanto por los jugadores como por el cuerpo técnico. Los entrenadores confían en mí al cien por cien y los compañeros, la mayoría, no me conocían mucho y se quedaron sorprendidos. Pedro Mosquera fue uno de los que más me ayudó y estoy contento con todo lo vivido en Las Palmas.

-Formó pareja con Schär. ¿Qué tal es jugar con un futuro mundialista a su lado?

-Es un espectáculo el tío. Lo había visto jugar, pero no es lo mismo verlo que estar a su lado. Schär, Sidnei, Albentosa... Todos son buenos. Pero tuve la oportunidad de jugar con Schär al lado y fue un espectáculo. Con el balón en los pies, es uno de los mejores centrales que he visto a día de hoy.

-¿Qué sintió cuando Cristóbal le dijo que sería titular?

-Bueno... Primero de todo, unos sudores por todo el cuerpo [risas]. Y luego me dije: «Estoy capacitado, puedo hacerlo y si confían en mí es porque creen que soy capaz». El míster, siempre, desde el primer momento que llegué aquí a A Coruña, mostró una total confianza en mí, dándome consejos, corrigiéndome, y yo acepto sus críticas porque sé que son constructivas y sobre ellas intento mejorar.

-Entonces, si se va Arribas y hay que tirar otra vez de One no pasa nada, ¿no?

-Yo creo que en Las Palmas no pasé inadvertido. No se notó que era un jugador del filial. Fui uno más y si en el día de mañana me necesitan otra vez estaré ahí, demostrando una vez más que puedo y que estoy capacitado para jugar con el Deportivo en Primera División.

-El hecho de que Cristóbal sea ahora el entrenador del primer equipo ¿les favorece?

-Sí. Y la prueba es que estamos subiendo muchos a entrenar. Siempre que hay carencias en alguna posición no se duda en llamar a un jugador del Fabril. Antes esto no se veía. Y quieras o no, esto te anima porque puedes aprender al lado de un jugador de Primera División.

-¿Su lesión ya está olvidada?

-Sí, totalmente. Ya hacía unas tres semanas que estaba disponible, pero tuve que esperar mi oportunidad para volver con el filial porque por delante había compañeros que lo estaban haciendo bien.

«Soy amigo de Marco Asensio. Me felicitó por el debut»

One pasó casi toda su etapa de formación en el Mallorca. Fichó este verano por el Fabril y fue de lo más destacado del filial hasta su lesión. Es muy amigo de Marco Asensio.

-Viene del Mallorca. Como Asensio.

-Sí, dos años en juveniles. Recuerdo que en nuestro primer año juntos conseguimos clasificarnos para la Copa del Rey ganando en la última jornada [21 de abril del 2013] a la Damm [1-3], que curiosamente por entonces entrenaba Cristóbal Parralo.

-¿Cómo es Marco fuera del campo?

-Como persona es un diez. Me lo pregunta a mí que soy amigo suyo. Mantengo contacto con él y de hecho el otro día me dio la enhorabuena por el debut. Como digo, como persona es un diez y su familia también. Marco tuvo la mala suerte de que le falleció la madre, yo lo viví con él en primera persona, y tanto el padre como el hermano son bellísimas personas. Marco es un chaval muy muy humilde y a día de hoy todavía me sorprende cómo ha sido capaz de llevar esa situación de estar en el Mallorca y de que venga un equipo como el Real Madrid a por ti. Y él lo llevó bastante bien.

-Que se acuerde de usted, a pesar de estar en la cima del fútbol, habla de que no se le ha subido la fama a la cabeza.

-Claro, es así. Él no se olvida de dónde viene. Incluso, en verano, intentamos hacer quedadas con el grupo que estábamos en los juveniles. Él viene, también Brandon Thomas [actual jugador del Rennes francés], con el que también coincidimos. Fue una hornada bastante buena de futbolistas la que tuvimos en el Mallorca.

-¿De joven se veía que podía llegar a ser la figura que es ahora?

-Sí, sí, sí... Tenía destellos de calidad. Cada partido dejaba algo. Yo siempre le digo: «Aún no te he visto hacer la elástica que hacías cuando eras pequeño». Siempre se iba con ese regate, le salía muy bien... Pero bueno, aún tiene tiempo de repetirlo ahora, en la élite, es muy joven todavía [21 años].

Votación
17 votos
Comentarios

One: «Estoy capacitado para jugar con el Deportivo en Primera División»