Un nuevo impulso para Lucas

El coruñés, que no pudo hacer pretemporada, se prepara junto a un preparador personal en el gimnasio de su casa para alcanzar el ritmo de sus compañeros


a coruña / la voz

El descanso liguero ha cogido al Dépor en plena alza de su fútbol y sus sensaciones. La ola de la llegada de Cristóbal derivó en la victoria más clara de la temporada sobre el Las Palmas y el refuerzo moral del aplauso de Riazor al bloque solidario y competitivo que cayó en el último minuto contra el Atlético. Pero la falta de competición no corta el afán blanquiazul por seguir mejorando y regresar a la Liga el domingo día 19 en Málaga aún más fuerte. Es el caso de Lucas, la bandera de este proyecto, quien lleva varias semanas exprimiéndose junto a un preparador personal para hacer la pretemporada que el convulso verano de su fichaje le impidió completar.

El goleador coruñés alcanzará la duodécima jornada como pichichi del equipo (junto a Borges) con tres tantos marcados (uno de remate en el área al Getafe y dos de penalti contra el Girona y el Las Palmas), así como una asistencia (sacó el córner con que el mediocentro cabeceó a la red en el estadio de Gran Canaria), pero, aún así, lejos de las enormes expectativas generadas y también del recuerdo que despierta en la hinchada deportivista. «Al no haber hecho pretemporada cuesta mucho jugar y arrancar en la competición», reconoció ayer Lucas, quien llegó el 31 de agosto a A Coruña después de un larguísimo culebrón entre el Arsenal y el Deportivo que motivó que el equipo londinense lo excluyese de su gira estival y apenas le permitiera entrenarse junto a sus compañeros.

«Estoy trabajando en el gimnasio de mi casa con un preparador físico externo al club, porque como no he hecho pretemporada es más difícil para mí coger el ritmo de los compañeros. Cada dos o tres días una persona viene y me ayuda para coger la forma cuanto antes y poder estar al cien por cien», afirmó el futbolista, llamado a aportar los goles que al Deportivo le hacen falta hacia el objetivo de alcanzar la zona media de la clasificación.

Las tareas que Lucas está llevando a cabo son eminentemente de preparación física y se añaden a los entrenamientos que el delantero lleva a cabo junto a la plantilla en Abegondo a las órdenes de Cristóbal. «En casa no hago balón. Es más trabajo de piernas y de estabilidad, y ejercicios de las caderas, para fortalecer y estar cuanto antes al mismo ritmo de los compañeros», apuntó el jugador, que desde el primer momento ha contado con la confianza del técnico cordobés para ejercer como única referencia deportivista en ataque. Incluso durante la segunda parte del último encuentro contra el Atlético de Madrid, ya con Andone en el césped, Lucas siguió cerca del área, mientras el rumano era el que se retrasaba a la mediapunta, al contrario de lo que sucedía en la etapa de Pepe Mel. Todo un aval para el nuevo impulso de Lucas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Un nuevo impulso para Lucas