Munúa promete un fútbol vistoso en el Fabril

El nuevo técnico del filial asegura que el objetivo es que «la gente esté contenta con lo que ve y los jugadores identificados»


Abegondo

Ayer llegó, firmó y hoy ya se calzó las botas y enfundó el chándal para dirigir su primera sesión preparatoria como entrenador del Fabril. Gustavo Munúa se estrenó hoy como técnico en Europa al frente de un equipo en el que es consciente de que el grado de exigencia es alto, algo que lo motiva aún más. El proyecto de club que ve en el Deportivo en la actualidad fue decisivo a la hora de tomar la decisión de cruzar el charco y aventurarse en esta nueva empresa: «Fue rápido todo. Me explicaron el proyecto que están haciendo a nivel de juveniles y segundo equipo. Vi el buen trabajo que había hecho Cristóbal y no me lo pensé más. Me ilusiona volver al Deportivo y veo que hay un equipo armado y con muchas posibilidades», inició su primera comparecencia pública.

 

Munúa demostró que mantiene intactos sus reflejos, al menos ante los micros, y estuvo rápido a la hora de mostrar los conocimientos que tiene sobre una categoría, que podría pensarse ignota para él: «Sabemos que es una categoría muy competitiva. Venimos de dirigir dos equipos importantes de Primera (Nacional y Liga de Quito), pero esta es una oportunidad de entrar en Europa en una gran competición. Esta es una Segunda B en la que nadie regala nada. Todo está muy parejo y hay que trabajar mucho porque te encuentras campos muy difíciles y pequeños, como el de este fin de semana en Madrid. Así para empezar», subrayó.

El uruguayo sabe que viene a un equipo en formación, pero también con exigencias: «Hay una parte de formación, pero son jugadores que están a un paso de dar el salto. Los jugadores se van haciendo. Es formación, pero hay exigencias, porque hay un buen equipo», señaló aunque sin marcar objetivo alguno: «Eso lo dirá la competición».

Declarado enamorado del fútbol, asegura tener como referentes «a los más grandes (Guardiola, Mourinho, Pocchetino, Simeone...), aunque de todo se aprende», e insiste en que quiere que su equipo «sea protagonista con el balón». «Uno siempre aspira a lo máximo -prosigue-, pero lo que realmente quiero es que la gente se sienta identificada. Que a la gente le guste lo que hacemos y que los chicos se sientan cómodos. Si consigo eso, me daré por satisfecho, más allá de que a todos nos gusta campeonar».

Sin llegar a referirse directamente al incidente que tuvo hace años con Aouate y que le costó seguir en el Deportivo, Munúa reflexionó sobre la importancia que para él tiene volver a A Coruña: «En el fútbol hay cosas que ven y otras que no. Que yo esté aquí significa mucho. Así que es un orgullo volver a este club en el que, por momentos jugué y por otros no, pero siempre dejé el máximo. Y me fui con la conciencia tranquila», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Munúa promete un fútbol vistoso en el Fabril