El corazón fuerza a un alto a Insua

El central de Arzúa lleva dos meses de baja en el Schalke por una pericarditis que aún le obligará a reposar hasta después del parón de invierno


redacción / la voz

El 1 de agosto de este año, Daddy Yankee colgó un simpático vídeo en la red social Twitter. Lo habían grabado unos cuantos jugadores del Schalke en el interior de un coche de varias plazas. Versionaban el Despacito, con el exsevillista Coke como instigador y otra cara conocida en la segunda fila de asientos. Pablo Insua, sin camiseta y con gafas de sol de montura blanca, se desgañitaba en los coros.

El 12 de octubre, en la cuenta del Schalke en la misma red social apareció un nuevo vídeo musical en el que repetían varios de los protagonistas del anterior. Este había sido grabado en el interior del vestuario del conjunto alemán, otra vez con Coke al mando. Le acompañaba casi todo el plantel además de personal del club y cuerpo técnico. «Pablillo, amigo, ¿cómo estás?», le preguntaba el lateral a su compatriota ausente. «Estamos aquí reunidos para desearte mucha suerte -continuaba-, decirte que te echamos mucho de menos y que en nada volverás a estar en la lucha con nosotros. Un abrazo muy grande, y...». A partir de ahí, el grupo al completo se lanzaba a aplaudir y a cantar «Pablito, Pablito, suave, suavecito». El mensaje llegó a destino. El central de Arzúa lo agradeció públicamente y prometió volver pronto.

;
Los ánimos de la plantilla del Schalke a Insua Sus compañeros mandan ánimos al arzuano

Se ha demorado un poco, pero va en camino. Insua está en la segunda fase del proceso de recuperación de una importante dolencia. Hace casi dos meses sufrió una pleuresia y poco más tarde le detectaron una pericarditis. Tuvo que abandonar toda actividad deportiva.

Hasta hace un par de días, el problema se trató con discreción, pero el viernes, el director deportivo del Schalke, Alex Schuster, se refirió a él en público: «Pablo ha perdido ocho kilos, ya se pueden imaginar lo que eso significa para un profesional. Está de baja indefinida y tenemos que esperar». Aclaró, eso sí, que la vida del zaguero gallego «nunca estuvo en peligro» y que «no hay duda de que volverá». Está previsto que sea tras el largo parón navideño, si la evolución sigue siendo buena y desaparece la inflamación.

El central, que este verano abandonó el Dépor a cambio de tres millones de euros para jugar en la Bundesliga, seguirá con la recuperación en Alemania. Aún no ha debutado en competición oficial, pero tras las vacaciones de invierno volverá a tener la oportunidad. En el Schalke le tienen fe, como demuestran las cuatro temporadas de contrato, y ya lo dijo Daddy Yankee por voz de Coke: no hay prisa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El corazón fuerza a un alto a Insua