Veloz lección de Florin y Fede

En el Córdoba, tardaron diez segundos en marcarle al Eibar el cuarto gol más rápido de la Liga

.

a coruña / la voz

La jugada arranca al mismo tiempo que el encuentro, en cuanto Teixeira Vitienes sopla su silbato. El cuero traza el siguiente recorrido: de Piovaccari para Del Moral, que lo envía a pies de Errasti; este lo retrasa aún más hacia Dani García, quien trata de sacárselo de encima, ya con Fede a un metro; la pierna del argentino se interpone en la trayectoria y la altera para que Florin pueda tirar una pared de cabeza con su compañero y alcanzar la frontal del área, donde su ímpetu se impone al de Ekiza y traslada la acción al punto de penalti; de allí, impulsado por una volea en caída del ariete local, a la red.

En 9,8 segundos, menos de los que consume cualquier lectura rápida de lo sucedido, un par de jugadores del Dépor montaron frente al Eibar la película del cuarto gol más rápido de la historia de la Liga -Joseba Llorente tiene el récord en 7,3-. Vestían entonces (tres temporadas atrás) la camiseta del Córdoba, que concluyó aquel curso descendiendo a Segunda. Acabado el encuentro, el rumano renegó del tanto: «Me habría gustado no marcar y que el equipo hubiese ganado». La cita acabó en empate a uno en un tramo de la competición en que el conjunto andaluz no podía permitirse regalar ni medio punto.

La determinación de Andone y Cartabia ha permitido recuperar al dúo, esta vez en A Coruña. El punta puso las cosas fáciles para seguir vistiendo de blanquiazul tras el reciente mercado de verano, en el que el conjunto propietario de sus derechos rechazó los más de quince millones de euros que ofrecía el Brighton por el pase del futbolista. El extremo había movido pieza mucho antes. Hace más de un año que trató de regresar a Riazor, pero el Valencia lo aguantó seis meses antes de resignarse a perderlo cuando ya solo le restaba medio año de contrato en Mestalla.

El domingo, si no lo remedia otro de esos infortunios que afectan en forma de plaga al frente de ataque deportivista, volverán a salir de inicio frente a una escuadra, la armera, que les facilitó el acceso a los anales de la competición; uno como goleador y el otro como asistente de una exhibición de inmediatez. En un conjunto acostumbrado desde hace tiempo a encajar pronto, hay un par de jugadores que conocen la fórmula para golpear primero; enseguida.

Cartabia ya les anotó otro

En el caso del argentino, se observa además cierta fijación con el Eibar. Un año después de completar aquel tuya-mía con la testa, cambió el papel de pasador por el de finalizador y firmó la diana del último empate de los coruñeses en Ipurúa.

La cancha del conjunto vasco no se le ha dado demasiado bien al Dépor, que a costa de victorias como local tiene un balance positivo en sus duelos con los azulgrana. Del penúltimo triunfo guarda un recuerdo especialmente grato Pedro Mosquera. La formación armera ejerció de invitada en el estreno goleador del coruñés defendiendo a los de su tierra. El 20 de agosto del 2016 abrió la remontada en el 70 de partido. A Florin y Fede les sobraron 50 segundos y 69 minutos.

Votación
2 votos
Comentarios

Veloz lección de Florin y Fede