Luisinho templa la inestabilidad del lateral izquierdo

F.Bouzas

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

La llegada del lateral a A Coruña en el 2013 puso fin a una sangría de cambios y volantazos de jugadores en una posición que parecía maldita en el Deportivo.

09 oct 2017 . Actualizado a las 19:15 h.

La renovación de Luisinho permitirá al luso perpetuarse en el Deportivo hasta los 35 años, ocho después de llegar del Benfica cuando los herculinos se preparaban para afrontar una durísima temporada en Segunda que acabaría en ascenso.

La llegada de Luisinho fue clave en un puesto, el del lateral izquierdo, repleto de seísmos y vaivenes en los que el Dépor sufrió una auténtica sangría cuyo origen se remonta al traspaso de Filipe Luis al Atlético de Madrid en el verano de 2010. El brasileño había monopolizado la banda zurda de Riazor en sus cuatro temporadas como herculino, y desde la posición de lateral izquierdo se convirtió en el hombre más decisivo del equipo. Su salida fue traumática para un Dépor al que le costó varios años y muchos nombres volver a encontrarse seguro y fiable en esa banda.

La renovación de Luisinho, en imágenes

Luisinho: «Me gustaría seguir vinculado al Deportivo en un futuro»

Alexandre Centeno

Nunca llovió que no escampara. Y la mejor demostración fue ver hoy a Tino Fernández, Luisinho y su agente, Jorge Teixeira, celebrando la renovación del contrato del futbolista, que seguirá como blanquiazul, al menos, hasta el 30 de junio del 2020. En ese momento, el lateral portugués tendrá ya 35 años y no descarta colgar las botas como deportivista y no necesariamente en ese instante. «Nunca se puede saber lo que va a deparar el futuro. Pero después de tanto tiempo aquí, no descarto retirarme en el Deportivo y si es así, me gustaría seguir vinculado al club en el futuro», explicó zurdo.

Seguir leyendo

El primer plan herculino para sustituir a Filipe fueron Morel y Rindaroy en la temporada 2010-2011. El paraguayo y el noruego se mostraron muy lejos del nivel esperado, especialmente Rindaroy, que apenas disputó cuatro encuentros, por quince del paraguayo. El Dépor acabaría descendiendo esa temporada y ante la falta de confianza de Lotina en ambos sería Manuel Pablo a banda cambiada quien terminaría jugando en la banda izquierda.

MANUEL MARRAS

Ya en Segunda y con Oltra en el banquillo, Morel continuó en el club y llegó Ayoze Díaz procedente del Mallorca. El jugador canario fue importante jugando 27 partidos del campeonato, pero el gran esprint final de Morel haría que el paraguayo fuese el titular en las jornadas decisivas que acabaron en el ansiado ascenso.

CESAR QUIAN

De vuelta en Primera, Morel abandonaba A Coruña para irse a Independiente. Fue en la temporada 2012-2013 y fue la más convulsa en la posición de lateral izquierdo. Ayoze continuó en el equipo y en verano el equipo incorporaba a Evaldo y Tiago Pinto, ambos procedentes de la liga portuguesa. La temporada fue un drama, para el Dépor y para el puesto.

MANUEL MARRAS

El bajísimo rendimiento de Evaldo le condenó tras ser la primera apuesta de Oltra, Tiago Pinto solo disputó un partido y Ayoze aprovechó el mal rendimiento de sus compañeros para hacerse con la titularidad en quince partidos. En invierno, el Dépor contrató a Silvio, procedente del Atlético de Madrid, quien a pesar de ser diestro acabó siendo titular a banda cambiada. El equipo finalizaba la temporada probando hasta a cinco futbolistas diferentes en el lateral izquierdo.

M. MARRAS

Llegaba el descenso y en el verano de 2013 aterrizaba Luisinho, sin hacer ruido, en A Coruña. Desde entonces, la posición ha mantenido una línea de mayor regularidad. El luso fue titular indiscutible en el último año en Segunda. Ya en Primera, pese a la competencia del recién llegado Canella, siguió siendo titular para Víctor Fernández y después para Víctor Sánchez con 35 partidos y una salvación agónica. La 2015-2016 fue su temporada más complicada. Su mala relación con Víctor Sánchez del Amo y su encontronazo con Arribas lo relegaron a un rol muy secundario en la plantilla. Solamente disputó quince partidos y Fernando Navarro, recién llegado ese verano procedente del Sevilla, tuvo más presencia en la titularidad.

Con la marcha de Víctor Sánchez y la llegada de Gaizka Garitano Luisinho volvería a recuperar su rol primario en el once, el propio jugador reconocía en su renovación la importancia de Garitano en su carrera: «Nunca dudó de mí, le estoy muy agradecido. Sin su voto de confianza yo no estaría aquí», declaró. La pasada temporada disputó 26 partidos y este año se está erigiendo en el mejor jugador del equipo en este inicio de temporada. Su renovación corona su permanencia en el Dépor, donde templó a nivel deportivo el terremoto constante en el que vivía el club en el lateral izquierdo.