Una sociedad de emergencia

Lucas y Andone capitalizan buena parte del arsenal de ataque del Deportivo, pero hasta el partido del pasado sábado apenas habían brillado juntos


tos sobre el campo. Tres goles a favor (uno de Luisinho al Alavés y dos de Andone, contra la Real y el pasado sábado) y cinco en contra (los dos decisivos de la Real, el de la victoria del Betis y los dos últimos del Espanyol). Seis puntos. Estos son los números del dúo dinámico del Dépor, la sociedad que forman Lucas y Andone, el seguro de gol al que Riazor se aferra para creer en una temporada tranquila. Contra el Getafe rubricaron su mejor partido juntos: un gol para cada uno (es cierto que el de Lucas, antes de que el rumano, que fue suplente, entrase al campo) y la remontada que brindó la segunda victoria liguera.

Por ahora Mel apela a su fútbol juntos como solución de emergencia. Nada más, ni nada menos. Enredado en cortar la sangría de goles recibidos, con un mediocampo que engrasa sus mejores piezas, una línea defensiva aún por optimizar y un portero en pretemporada, el entrenador madrileño apenas los ha alineado juntos en una ocasión como titulares desde que el ídolo coruñés estrenó su tercera etapa con la blanquiazul. Sucedió una hora contra el Alavés, cuando marcó Luisinho... a pase de Andone. No se situaron en paralelo, sino que Lucas se retrasó a la mediapunta con su compañero como referencia.

 

Antes y después de aquella fecha ambos han sido titulares y suplentes. Contra la Real y el Betis le tocó al rumano comenzar en el once (dos derrotas), mientras Lucas ha ejercido como referencia desde el inicio frente al Espanyol y el Getafe (un partido perdido y otro ganado). La mejoría experimentada en el juego deportivista y, sobre todo, la segunda victoria liguera abren la expectativa de que el coruñés se mantenga en la alineación, pero sin restarle ni un ápice de protagonismo a su compañero. Así lo reivindicaba tras el último partido: «Lo que le dije cuando marcó se lo dije para animarlo. Esta vez le tocó quedarse en el banquillo, como a mí las primeras jornadas nada más llegar, pero le dije que la iba a tener [se refiere a la ocasión de marcar] y que iba a marcar, que estuviera tranquilo, que esto acaba de empezar. Que la iba a tener y, gracias a su gol, nos ha dado una victoria muy importante para ponernos con siete puntos, que necesitábamos salir de ahí abajo», recordó.

Mientras el Dépor trabaja por hallar su mejor balance defensivo, parece difícil que la pareja Lucas-Andone se revele compatible sobre el campo y que pueda seguir la estela de otras en el frente de ataque de Riazor. Llega el momento de que el juego crezca desde los puntos. Esta es la primera misión de un dúo como este, de una sociedad que por ahora es de emergencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Una sociedad de emergencia