Al Dépor le cuesta arrancar. Tampoco en su visita al Betis ofreció la versión que todos reclaman, y cayó derrotado. Volvió a llegar tarde, de nuevo se rehízo, pero otra vez le faltó control para tomar las riendas de un partido al que, solo por momentos, pareció engancharse del todo. Inferior en el mediocampo, los coruñeses tampoco apretaron las costuras en la defensa, ni mejoraron su acierto en ataque.

La nueva derrota, que hoy o mañana podría empujarle al descenso, sigue sembrando dudas sobre el sistema de juego de Mel, incapaz por ahora de darle el gobierno de ningún partido, y tampoco deja bien parados a sus futbolistas, desbordados en defensa y solo capaces de generar peligro en acciones individuales. Este Dépor aún parece enfrascado en mezclar sus ingredientes y revolver el caldo, pero la Liga no espera por nadie. Con once goles recibidos y muy pocas conclusiones positivas, llega la hora de ofrecer resultados.

Otra vez le tocó al Dépor remar contracorriente. Casi veinte minutos tardó en conocer el color de la camiseta de Adán, y en ese período encajó un gol y se libró por los pelos de alguno más. La baja de Sidnei resituó a Schär como central por la izquierda, mientras Arribas, sustituto del brasileño, ocupó su derecha y el suizo erró en una de las suertes que más seguro se había mostrado, la salida del balón, pero Tello cruzó demasiado. Aún con el susto en el cuerpo llegó el 1-0, que retrató a toda la retaguardia. Barragán centró cómodo ¿dónde estaba Bakkali o Navarro?, Sergio León se coló entre el salto insuficiente de Arribas y la pasividad de Juanfran. Pantilimon metió la manopla blanda y Joaquín apareció solo ¿y Schär? ¿y Navarro? para remachar a la red.

Zurdazo de Cartabia

El gol tocó la campana para los deportivistas, que apenas tardaron nueve minutos en devolver la igualdad al marcador. Fue la carambola de la Liga. Borges chutó con violencia desde treinta metros, pero el balón salió rechazado por el larguero más allá de la frontal, donde lo recogió Cartabia para perfilarse hacia su izquierda, antes de sacarse un zurdazo imposible para Adán.

El partido se volvió loco tras el descanso. El balón volaba de área a área, pero el Dépor no lo descifró hasta que apareció Valverde. Con el uruguayo como lanzador, los coruñeses también corrieron, pero Adrián cabeceó fuera un centro de Juanfran, Adán adivinó el centrochut de Cartabia y Bakkali cayó lesionado en otro, frenado en el balcón del área por una salvaje entrada de Feddal.

El que acertó fue Guardado. A quince minutos del final, robó a Valverde en propio campo, corrió y sirvió a la espalda de la defensa para que Joaquín, esta vez al contragolpe, diese el triunfo al Betis. Y el partido se acabó. La aparición de Lucas no resolvió nada, mientras Arribas acabó como delantero a la desesperada.

- Ficha técnica:

2 - Real Betis: Adán; Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi; Javi García; Joaquín (Boudebouz, m.82), Narváez (Camarasa, m.51), Guardado, Tello (Sanabria, m.72); y Sergio León.

1 - Deportivo: Pantilimon; Juanfran, Arribas, Schär, Fernando Navarro; Guilherme (Fede Valverde, m.54), Bakkali (Luisinho, m.70); Fede Cartabia (Lucas Pérez, m.77), Celso Borges, Adrián; y Florin Andone.

Goles: 1-0, M.14: Joaquín. 1-1, M.23: Fede Cartabia. 2-1, M.76: Joaquín.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a los visitantes Guilherme (m.27), Fernando Navarro (m.59) y Luisinho (m.78), y a los locales Durmisi (m.49) y Adán (m.94).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín ante algo más de 46.000 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El Dépor baila al ritmo del Betis