Lucas Pérez, extremo del Deportivo, ha asegurado este jueves que el equipo gallego, al que ha regresado un año después de haber sido traspasado al Arsenal inglés, «ha mejorado» y eso ha sido uno de los motivos que le han llevado a apostar por volver a casa en calidad de cedido. En la rueda de prensa que ofreció después del entrenamiento, el delantero fue preguntado si consideraba que el Deportivo estaba hecho para no verse en la zona baja de la clasificación. «Evidentemente. Si no lo pensara, ¿crees que iba a estar aquí?», respondió al periodista y añadió: «He rechazado muchas ofertas para venir al Deportivo porque pienso que ha mejorado».

El equipo inició la temporada con un punto de nueve posibles y Lucas Pérez, que fue incorporado el 31 de agosto y debutó el pasado fin de semana ante la Real Sociedad (2-4), envió un mensaje de tranquilidad al deportivismo. «Estamos en la jornada tres. Entiendo que el nerviosismo le entre a unas personas antes que a otras, pero hay que estar tranquilos. Hemos llegado dos jugadores a final del mercado (él y el portero rumano Costel Pantilimon), faltaban jugadores en ataque durante la pretemporada, así que lo único que puedo pedir es tiempo», razonó.

En este sentido, abundó: «Si pudiéramos hacer los fichajes en junio, como los grandes equipos, lógicamente sería diferente la pretemporada». Además, recordó las «limitaciones» económicas del Deportivo para incorporar futbolistas, algo que también le ha lastrado a la hora de consolidar el proyecto futbolístico. «Se están haciendo cambios en los entrenadores y jugadores y hasta encontrar la estabilidad no vas a dar el salto de calidad. Eso se nota. En el momento en que puedas tener una plantilla planificada en junio podrás dar ese salto», arguyó.

A nivel personal, Lucas recordó que en el Arsenal hizo «una pretemporada de aquella manera», en referencia a que cuando el equipo se fue de gira, él no viajó y estuvo con el de «reservas». Además, admitió que el debut ante la Real Sociedad no fue «el deseado por el resultado» y dijo que sigue trabajando para «estar cuanto antes a tono, al cien por cien». El futbolista se mostró agradecido al deportivismo «por el trato» que le ha dispensado en su regreso al equipo. «El apoyo, nada más llegar al aeropuerto, fue increíble, el día de la presentación también fue muy bonito. Son recuerdos que me van a quedar para toda la vida. Es algo de lo que estamos orgullosos», comentó.

Advirtió de que eso no supone una «presión» añadida y dijo que quiere «todo ese cariño que ha recibido» lo quiere «transformar en el campo, dando victorias, goles y alegrías a la afición y puntos al equipo». Sobre su técnico, Pepe Mel, con el que había coincidido en el Rayo Vallecano, afirmó que «siempre» le ha «demostrado» que le «quería». Respecto a su posición en el centro del campo, dijo que se siente «más cómodo de delantero centro» aunque ante la Real alternó en varias posiciones ofensivas. «Es normal que el entrenador te quiera probar en otras posiciones. En ese momento vería oportuno pasarme a la banda izquierda y luego a la derecha. Lo veo natural. Lo hacen todos los equipos, no hay que darle más vueltas», expuso.

Del Betis, dijo que «es un rival muy complicado» y agregó que «se ha reforzado muy bien» tras haber «invertido mucho dinero en jugadores que destacaron el año pasado en sus clubes». Lucas consideró que, tras esa «inversión que ha hecho el Betis, es normal» que sus aficionados le «exijan». «Va a ser un partido muy difícil. Tienen un gran entrenador que, a mí personalmente, me gusta mucho por su estilo de jugar», dijo en alusión a Quique Setién. Por último, se refirió al mexicano Andrés Guardado, que llegó a Europa en 2007 de la mano del Deportivo, y recordó que «siempre hizo grandes temporadas» en el conjunto coruñés, donde «se le recuerda como un gran jugador, con cariño».

Votación
7 votos
Comentarios

Lucas: «Rechacé muchas ofertas para venir porque el Dépor ha mejorado»