Borges renuncia a la Copa de Oro y hará la pretemporada con el Dépor

No acudirá al torneo que Costa Rica jugará en julio y se incorporará a los entrenamientos en la misma fecha que los internacionales del primer equipo

.
x. fernández
a coruña / la voz

El Deportivo podrá contar en pretemporada con uno de sus futbolistas franquicia. Borges renunció finalmente a disputar la Copa de Oro con su selección y podrá sumarse a los entrenamientos en Abegondo en las fechas previstas para los internacionales del equipo. Además del costarricense, Andone (Rumanía), Çolak (Turquía) y Fayçal (Marruecos) retrasarán su vuelta debido a que han jugado partidos en esta recta final de temporada. Si hubiese tenido que acudir al torneo internacional, el mediocentro se habría perdido prácticamente toda la preparación estival ultimada por Mel y su cuerpo técnico. De carácter bienal, la Copa de Oro del 2017 se jugará del 7 al 26 de julio en Estados Unidos.

«Siempre es importante arrancar una pretemporada por el factor físico y porque el míster va a tener tiempo para trabajar sus conceptos. Yo creo que así vas entendiendo la idea que tiene, para compenetrarte con los nuevos compañeros. Creo que es más que todo por eso, para estar más implicado con el club y sobre todo más claro en las ideas», explicó el futbolista al respecto de su decisión. Borges, de 29 años, disputó hace dos años la Copa de Oro celebrada en México, en la que Costa Rica fue eliminada en cuartos de final por el equipo local, que se acabó proclamando campeón. 

Rendimiento

En este caso, sin embargo, y con el Mundial de Rusia en el horizonte del próximo verano, el deportivista prefiere centrarse en el Dépor. «Me he vuelto muy obsesivo con los factores externos. He ido entendiendo el impacto de esos temas con la evolución de mi carrera. Además, en el club contamos con un experto como Adán Carbó y él también aporta mucho. He notado un gran impacto en el rendimiento físico, en cómo me siento antes y después de los partidos, mantengo un peso estable, descanso mejor... Uno ve cómo influye todo y quiere más y más. Tal vez no sea obsesión, pero sí que estoy muy interesado», indica, mientras se declara completamente identificado con el paso adelante que el Deportivo desea dar en sus aspiraciones en Primera División. «El Dépor quiere ser más. Ya solo la insatisfacción de esta última temporada nos va a obligar a ser más ambiciosos, por ejemplo. Ese crecimiento que pretende la parte institucional va de la mano con mis objetivos personales. Yo tengo claro cómo quiero llevar mi carrera y me gusta la ciudad y el club, y creo que ahí me puedo preparar para lo que serán distintas situaciones mucho tiempo más adelante», indica el jugador, indiscutible desde su llegada a A Coruña en enero del 2015, pues formó por igual en las alineaciones con Víctor Fernández, Víctor Sánchez, Garitano y Mel en el banquillo, y que cuenta con contrato en vigor hasta el 2019.

El mediocentro alcanzaría en la madrugada pasada los cien partidos jugados con su selección

En la pasada madrugada (el partido comenzaba a las cuatro de la mañana), Costa Rica, presumiblemente con Borges en el once titular, recibía a Trinidad y Tobago en un partido de la fase de clasificación para el próximo Mundial. Este encuentro se convertiría en el número cien del deportivista con la selección absoluta desde su debut el 21 de julio del 2008 contra Granada (triunfo tico por 3-0), en el Premundial hacia Sudáfrica 2010. «La selección es para nosotros lo máximo, se ha convertido en nuestro escaparate al mundo. Somos un país sin ejército y aquí entre los dichos populares decimos que nuestro ejército es el fútbol, es nuestra selección nacional. Es lo máximo que nos puede pasar acá», razona. 

El Mundial de Brasil

El centrocampista recuerda como mejores momentos con la camiseta costarricense las clasificaciones para los mundiales (disputó con el combinado sub-17 de su país el de Perú en el 2005 y con la absoluta el del 2014), aunque sobre todo destaca el brillante papel del equipo centroamericano en el pasado Mundial de Brasil. Borges marcó en las dos tandas de penaltis de las rondas decisivas: la que permitió a Costa Rica superar a Grecia en octavos y la que acabó con la eliminación en cuartos de final a manos de Holanda. «Lo más bonito fue lo que pasó en Brasil, ese momento a todos nos impulsó a nuevos ambientes de fútbol, pudimos tocar otros mercados, se nos abrieron las puertas», explica Borges, quien añade: «También hubo momentos malos. El peor fue en el que no conseguimos ir a Sudáfrica, pero de eso aprendimos montones, fue un golpe durísimo y la generación tuvo que aprender de eso para valorar lo que luego se ha dado».

Tras el partido contra Trinidad y Tobago, Borges comenzará sus vacaciones antes de iniciar la cuenta atrás para su regreso a A Coruña.

Votación
1 votos
Comentarios

Borges renuncia a la Copa de Oro y hará la pretemporada con el Dépor