El Deportivo lo intenta con Víctor Valdés

Trata de convencer al portero catalán, que acaba contrato y no seguirá en Inglaterra


a coruña / la voz

La portería se ha convertido en el primer objetivo del Deportivo de cara a reforzar la plantilla para la próxima temporada. Con Germán Lux finalizando contrato y sin intención del club de renovarlo, la dirección deportiva busca un recambio de garantía para situar bajo los palos de la meta. Y ahí cree haber encontrado al ideal: Víctor Valdés. El portero catalán reúne unas cualidades que lo hacen idóneo para vestir de blanquiazul: tiene calidad, posee experiencia y daría a la afición un plus de ilusión de cara a la venta de abonos para la próxima temporada.

Hace semanas que el club coruñés inició algunos contactos con el futbolista. Pero quedaron aparcados hasta después de su boda (se casó el pasado fin de semana). Tras el enlace, en la plaza de Pontevedra tratarán de retomarse las conversaciones.

A sus 35 años, y después de la grave lesión que truncó su fichaje por el Mónaco hace tres temporadas, el de Hospitalet acaba de firmar una destacada temporada con el Middlesbrough. Jugó 28 partidos, totalizando 2.520 minutos en la Premier. 

Los otros candidatos

El de Víctor Valdés es uno de los cuatro nombres que figuran actualmente entre los futuribles para la portería. Los otros tres son David Soria, Roef y Sirigu. Salvo sorpresas, de esos cuatro saldrá el cancerbero que la próxima temporada luzca el número 1.

La situación de las conversaciones en estos casos son diferentes y el Dépor trata de manejar ahí los tiempos para conseguir cerrar uno en las próximas semanas.

En el caso de Valdés, juega a favor el hecho de que ya ha rechazado algunas propuestas de España, como la del Málaga, y en caso de no irse al extranjero, parece que A Coruña podría ser una opción con cierta ventaja.

David Soria parece más dispuesto a dar el «sí quiero» de inmediato. El portero sevillista declaraba en una entrevista publicada ayer por La Voz de Galicia que le atraía la idea del Deportivo porque es un club histórico y le daba la oportunidad de jugar minutos. No obstante, dejaba en manos de Berizzo la decisión final sobre su salida del Pizjuán.

Por su parte, Davy Roef dejó muy buenas sensaciones en A Coruña pese a solo haber disputado un partido desde su llegada durante el pasado invierno. Por eso, el Dépor no descarta su regreso, aunque el Anderlecht no parece muy dispuesto a aceptar.

El cuarto en cuestión es Salvatore Sirigu, el hombre que defendió la pasada temporada la meta del Osasuna, cedido por el PSG. Su aterrizaje en A Coruña pasaría por el hipotético caso de que su club le diera la carta de libertad.

La llegada de uno de estos cuatro podría provocar la salida de Rubén o Tyton, ya que la intención es tener dos porteros más uno de la cantera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

El Deportivo lo intenta con Víctor Valdés