Davy Roef se convirtió en el primer deportivista belga en la élite

Florin Andone firma la segunda mejor marca rumana en Primera división


El Deportivo cerró este sábado la Liga 2016/17 ganando por 3-0 a Las Palmas en Riazor en un partido sin mayor trascendencia que el honor de acabar el campeonato dejando un buen sabor de boca a la afición blanquiazul y embolsarse un dinero extra por acabar 16º.

Las circunstancias del encuentro permitieron un debut en el bando coruñés, el del guardameta Davy Roef, que se convirtió en el 450º futbolista en jugar con el Deportivo en Primera división -el 41º portero-, y el primero nacido en Bélgica. De hecho, Roef pasó a ser el quinto portero nacido en Bélgica en la historia de la Liga, tras Theo Custers, Ronny Gaspercic, Erwin Lemmens y Thibaut Courtois. No fue el primer belga en vestir de blanquiazul: su compatriota Goywaerst jugó un amistoso con el Dépor en 1966, prestado por el Real Madrid para competir contra el Inter de Milán.

Roef cerró así su extraña etapa en A Coruña, jugando un único partido, con varias paradas de mérito y transmitiendo seguridad en su aparición en Riazor. El belga regresará al Anderlecht, donde jugó en intercambio el gallego Rubén Martínez.

Muy pronto se puso el partido de cara para los intereses del equipo de Pepe Mel, que antes de la media hora ya ganaba por 2-0 con dos tantos de Florin Andone. Con este doblete, el 10 deportivista firmaba la segunda mejor marca goleadora de un futbolista rumano en una Liga de Primera división -doce dianas-, quedando a uno del récord de Gheorghe Craioveanu, quien anotó trece tantos con el Villarreal en 1998/99. Además, el segundo gol de Andone redondeaba la cifra de 2.100 tantos vistos en partidos del Dépor como local en la máxima categoría, repartidos en ese momento entre los 1.291 anotados por el conjunto gallego y los 809 por sus adversarios.

La goleada la cerró Carles Gil, en su estreno realizador como herculino, que volvió a ver puerta en Primera división dos años y medio después de su anterior gol (en septiembre de 2014 con el Valencia ante la Real Sociedad). En lo meramente estadístico, este resultado de 3-0 supone el partido número 300 del Deportivo en que hay un total de tres tantos, mientras que Álex Bergantiños alcanzó los cincuenta partidos sin perder en Primera división, acumulando diecinueve triunfos y 31 empates.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Davy Roef se convirtió en el primer deportivista belga en la élite