Redacción

El telón se echó en Riazor y casi lo de menos era el resultado de un partido incómodo para todos. Al menos, el Deportivo le regaló a su afición un amago de sonrisa, después de que el ambiente amenazase bronca antes y durante el choque. Pero una correcta actuación de los coruñeses, el hambre de Florin Andone y la apatía del indolente Las Palmas permitieron una sencilla victoria (3-0) que no maquilla el resto de la mediocre trayectoria en la Liga. El triunfo y el empate del Leganés permite al Dépor acabar 16º, sumar unos 300.000 euros extra por clasificación y, sobre todo, cerrar el año con tranquilidad con la tormenta que amenazaba en la grada.

El partido de Riazor era un marrón. Ni el Dépor ni Las Palmas se jugaban nada, y el ambiente no estaba para muchas alegrías. La afición, comprensiblemente desencantada con la temporada, tenía un partido propio en la grada, y el Dépor aprovechó la coyuntura para evitar una bronca. Le ayudó que, si hay un equipo al que se le haya hecho más larga la temporada que a los coruñeses, ése es Las Palmas. La persiana se echó incluso antes en el equipo canario que en el blanquiazul, cuando Europa era ya una utopía y luego cuando Quique Setién anunció que no seguiría. Así que Las Palmas, un grupo tan talentoso como indolente y en ocasiones pasota, se convirtió en el bálsamo que necesitaba el Deportivo para no salir escaldado del cierre de la temporada.

La permanencia es el bien más preciado de este año futbolístico, pero la insatisfacción con todo lo que rodea al equipo coruñés es grande. Lo sabe la plantilla, que cuajó un ejercicio digno ante Las Palmas, ejecutando un plan previamente establecido y explotando las debilidades del rival. Pepe Mel ordenó a los suyos presionar arriba y a los centrocampistas canarios, con buen toque pero en ocasiones imprudentes, y con la tensión competitiva muy baja. Así nacieron los tres goles que metió el Deportivo en el primer tiempo, un resultado que en otras ocasiones llevaría la fiesta a la grada. Pero no estaba el horno para bollos. A los cuatro minutos, la estrategia dio su primer rédito: Guilherme anticipó en el centro del campo, dio el pase rápido a la carrera de Andone y el rumano definió a la perfección el 1-0 con un tiro raso preciso

No tuvo mejor idea el goleador del Dépor que llevarse las manos a las orejas tras las críticas de un comunicado durante la semana. Pero luego se resarció, a los 28 minutos, cuando galopó 45 metros, tiró un perfecto autopase ante Helder Lopes, corrió como un demonio y resolvió con clase ante Lizoain. Andone se fundió en un abrazo con la grada, la idea que debería resumir el ideal del equipo y su incansable masa social. El resultado era una bendición y, tras la marcha de la grada de los Blues, la mayoría de la afición se permitió una tarde relajada, contenta pero lo justo con la victoria de su equipo, solvente ante un rival desacertado. 

Las Palmas se adueño de la pelota, y juntó muchos jugadores cerca del área de Roef. El belga, un experimento que tuvo sus primeros minutos en el cierre de temporada antes de regresar a Bélgica, estuvo seguro en todas sus intervenciones. Hernán le probó por primera vez con un tiro desde la frontal, que atrapó en dos tiempos Roef. El del Anderlecht se impuso a Aythami en un mano a mano, y luego taponó una internada de Mateo García. Ambas ocasiones generadas por errores de Çolak y Gil en la entrega en la salida de la jugada, un error que Las Palmas no supo aprovechar como sí hizo el Dépor.

Antes del decanso, Andone rozó su hat trick con una falta lateral de Çolak al que no llegó por un palmo. Pero sí definió Carles Gil con su primer gol de la temporada, tras una jugada de Ola John por la izquierda y su ya clásico cambio de ritmo, de leve aceleración a frenazo a cámara lenta, pero efectivo el holandés para poner un balón en el área horriblemente despejado por Lizoain y embocado por Gil, al que el Dépor querría tener la próxima campaña. Alineado de nuevo junto a Çolak y Ola, el valenciano vivió un partido de repliegue y pase rápido, que brilló porque Andone se mueve como pez en el agua con los espacios de un rival tan transparente.

Las Palmas quiso borrar su imagen en el segundo acto, Setién sentó a Jesé en el vestuario y quiso apretar en su dominio. Pero le faltó profundidad y último pase. Los intentos canarios se estrellaron en la zaga del Dépor, seguro y confiado en un Roef muy sobrio. Ni siquiera aprovecharon los amarillos alguna tendencia suicida en el pase o en el despeje de los coruñeses. El partido ya respondía más a la pretemporada que a la competición, y la tensión la ponía Andone, que buscó con desesperación su hat trick. El egoísmo en dos ocasiones en que se plantó ante Lizoain le cegó y le impidió ver a Ola John, mejor situado para un pase decisivo.

Erró el rumano y después lo haría Marlos Moreno, que salió con ganas desde el banquillo. El colombiano ha dado síntomas de crecimiento en sus últimas apariciones, y en un ratito forzó la expulsión de Hernán, asistió para un tiro de Çolak que rozó el palo y luego hizo un precioso eslalon que culminó reventando el balón a la grada. Pepe Mel premió a Bergantiños con unos minutos y luego a Andone, que recibió una atronadora ovación al ser sustituido. El partido murió plácido y anestesió el final de la temporada del Dépor, una victoria que no pasará a la historia, como el resto del año, pero que por lo menos escapó el fantasma de la bronca final.

Ficha técnica

3-RC Deportivo de La Coruña: Davy Roef; Laure, Albentosa, Arribas, Navarro; Guilherme (Álex Bergantiños, min.71), Mosquera; Carles Gil, Çolak, Ola John (Marlos Moreno, min.57); y Florin Andone (Fayçal Fajr, min.86).

0-UD Las Palmas: Raúl Lizoain; David Simón, Aythami, Bigas (David García, min.46), Hélder Lopes; Hernán, Roque Mesa, Jonathan Viera; Momo (Halilovic, min.77), Jesé (Javi Castellano, min.46)y Mateo García.

Goles: 1-0, min.4: Andone. 2-0, min.28: Andone. 3-0, min.39: Carles Gil.

Árbitro: Melero López, del colegio andaluz. Expulsó a Hernán (min.79), por doble amarilla. También amonestó a Navarro (min.25), Carles Gil (min.44), Mosquera (min.48) y Çolak (min.53), del Deportivo; y a Roque Mesa (min.38), Momo (min.53) y al técnico Quique Setién (min.66), de la UD Las Palmas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Deportivo despide la Liga con un triunfo ante Las Palmas