Sandro amenaza a un Dépor necesitado

El punta rentabiliza sus 9 goles, el último ante el Barça, antes de visitar mañana Riazor con el Málaga


a coruña / la voz

Mientras los seguidores del Inter se pliegan ante el repertorio de goles con los que los deleita Mauro Icardi cada semana (lleva 20 tantos), los del Málaga sonríen cada vez que ven la alineación de su equipo e inmediatamente la mirada se dirige hacia el dorsal 19. Porque los números pocas veces mienten y estos dicen de las ocho victorias cosechadas por el cuadro andaluz esta campaña, en siete marcó el portador de esta camiseta (suma en total 9 goles en Liga). Es más, cinco de esos triunfos fueron por la mínima, así que su aportación resultó decisiva.

Por eso sonríen en Málaga. Porque saben que el 19 es garantía de gol. No en vano, su dueño es el responsable de que uno de los máximos goleadores del Calcio tuviera que abandonar la Masía y emigrar al fútbol italiano.

Así se escribe la historia de Sandro Ramírez (Las Palmas, 1995), el malaguista que desde adolescente llevó una trayectoria paralela a la de Icardi. Ambos salieron de Canarias en el 2009 y compartieron cantera en Barcelona e incluso inadaptación. Fueron fichados para marcar goles, pero la morriña jugó en contra de ambos en su primera temporada. En el caso del argentino, también sus indisciplinas. Un año y medio después de llegar a la Ciudad Condal, los responsables del fútbol base azulgrana se vieron en la tesitura de tener que decantarse por uno de los dos como punta de lanza de la cantera con el objetivo de alcanzar el primer equipo. El comportamiento de Sandro fue decisivo para que la apuesta fuera por él. Icardi se fue cedido en enero del 2011 a la Sampdoria para no volver y el canario se convirtió en el referente de La Masía.

Hasta llegar al primer equipo de la mano de Luis Enrique hace dos temporadas, cuando en su irrupción en la élite se vio eclipsado por el también novato Munir. En el último ejercicio, con la MSN ya operativa desde el primer partido, apenas disputó 850 minutos repartidos entre 20 encuentros, lo que lo llevó a replantearse su situación el pasado verano. 

Cláusula baja

El Málaga, entonces dirigido por Juande Ramos, apostó por él y llegó con la carta de libertad. A cambio, un contrato con una cláusula de rescisión bastante baja (según algunas fuentes de solo 5 millones de euros) y el objetivo de encontrar en el club blanquiazul un trampolín en el que impulsarse hacia objetivos mayores.

Y está sabiendo aprovechar la plataforma para crecer. Su rendimiento, pese a que tardó cinco jornadas en marcar y tuvo una lesión, está siendo muy bueno. Su baja coincidió con los peores momentos del Málaga, que sin él solo consiguió ganar uno de los ocho encuentros, buena prueba de la importancia que tiene Sandro en este equipo que ahora entrena Míchel. Un Málaga que llega a A Coruña después de dos victorias consecutivas (Sporting y Barça) en las que Sandro ha sido decisivo no solo con sus goles, sino con sus caídas a banda, al centro del campo, con sus desmarques... Porque el hombre que acabó con el futuro azulgrana de Icardi no es solo goles. Sandro es fútbol, calidad y peligro. Mucho peligro para un Dépor ahora frágil tras recibir cuatro tantos en Sevilla.

Emre Çolak y José Rodríguez se citan por Twitter para mañana

El Deportivo recibe mañana a la una de la tarde la visita del Málaga en un encuentro que servirá de reencuentro entre Emre Çolak y José Rodríguez. El mediapunta turco y el centrocampista de Villajoyosa coincidieron en el Galatasaray durante la pasada temporada y esta semana se citaron vía Twitter para verse las caras mañana en el estadio de Riazor.

«¿Estás preparado? Nosotros estamos como un tiro. Nos vemos el sábado en Riazor», escribió Rodríguez. La respuesta de Çolak no se hizo esperar: «Estamos preparados. Te esperamos, José».

A pesar de la distancia idiomática, los dos jugadores hicieron buenas migas en Turquía. En una entrevista publicada hace unos meses por La Voz, Çolak aseguraba: «He de decirle que uno de los principales responsables de que esté aquí es José Rodríguez. Me enseñó fotos de A Coruña y me habló muy bien del club. Dijo que esto era como una familia». Mañana, siempre y cuando sean convocados hoy por sus técnicos, tendrán la oportunidad de reencontrarse y saludarse en el campo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sandro amenaza a un Dépor necesitado