El Dépor sale vivo de la montaña rusa

Tras entrar dormido en el partido, el equipo fue mejor que el Betis, encajó un gol y se repuso


El efecto Mel no llegó para sumar la segunda victoria consecutiva, pero sí para sortear la montaña rusa en la que se convirtió el partido de ayer y acabar logrando un punto ante un Betis que empezó comiéndose al Dépor y acabó llorando un claro penalti a Borges, que supuso un empate que supo casi a victoria.

mal inicio

El Dépor no supo leer el partido en los primeros minutos

El Betis es un equipo previsible y en Riazor no fue diferente. Defensa de cinco. Cuatro hombres en el medio creando superioridad y un solo punta. A veces dos. Pero siempre superioridad en el medio. Sorprendentemente, los blanquiazules no supieron interpretar el guion de inicio. Y tardaron muchos minutos, demasiados, en entrar en el duelo. Faltó tener la pelota y eso provocó que se desgastaran en exceso corriendo para tratar de defender el dominio visitante. Tan mal veía las cosas Mel, que incluso puso a calentar a Ola John y Bruno Gama recién comenzada la contienda. Según reconoció al final, a punto estuvo de hacer el cambio antes de la media hora.

reacción

Çolak y Gil se pusieron las pilas y el equipo reaccionó

Y del mismo modo que les costó entrar en el partido, Gil y Çolak se enchufaron antes de la primera media hora y el Dépor comenzó a jugar, a dominar al Betis y a hacerse merecedor de los tres puntos. El impulso les duró hasta que Sidnei tuvo que retirarse lesionado. Poco antes fue agotándose la gasolina y, entre eso, los problemas de Sidnei y un fallo defensivo, llegó el gol de un Betis que en aquel momento no lo estaba mereciendo.

fe

El equipo supo rehacerse al tanto y volvió a buscar el gol

En el recuerdo de la hinchada blanquiazul estaba ayer el partido contra el Alavés en el que el Dépor encajó un gol y desapareció del césped. Cuando Piccini batió a Lux apareció en la mente de la hinchada aquella jornada. Sin embargo, los blanquiazules se rehicieron y tuvieron fe. Los dos últimos resultados insuflaron esa dosis de reacción que le faltaba al equipo. El premio, el penalti y gol de Borges.

SANCIONES

No forzaron tarjetas

El Deportivo rescató un punto frente al Betis pero no supo jugar ese otro partido que le podía permitir llegar con el equipo limpio, sin tarjetas, al derbi del día 19. Se quedaron a medias los blanquiazules, ya que solo Andone y Pedro Mosquera se perderán por acumulación de tarjetas el duelo frente al Barcelona del domingo. Faltó picardía a los deportivistas a la hora de provocar la cartulina y tener descanso el próximo domingo, después de tantos partidos seguidos. Por ejemplo Borges, quien tras marcar el gol podía haberse quitado la camiseta y no lo hizo. De esta manera, y con la tarjeta vista por Carles Gil, quedan cinco jugadores a tiro de una. Se trata del valenciano, Luisinho, Borges, Navarro y el citado costarricense.

empuje

Conexión con la grada basada en momentos de presión arriba

Si algo gusta a cualquier afición cuando su equipo está luchando en la zona baja es ver futbolistas sacrificados y que luchan cada balón como si fuera el último. Ayer, hubo algunos instantes en los que la presión blanquiazul fue tan arriba que levantó a la afición de sus asientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El Dépor sale vivo de la montaña rusa