Garitano: «El resultado de Leganés fue muy doloroso y aumentó la presión hacia mí»

La Voz REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

Vtelevision

El ya exentrenador del Dépor se despide convencido de que podía revertir la situación del equipo y que la plantilla logrará el objetivo de la permanencia

27 feb 2017 . Actualizado a las 16:00 h.

Gaizka Garitano dejó su impronta de trabajador honrado en su despedida del Deportivo. En una rueda de prensa en la que mostró momentos de emoción y atendió a todas las preguntas, incluso sobre su sustituto, el técnico vasco dio explicaciones de sus últimas horas como responsable del primer equipo coruñés, aseguró que se veía con fuerzas para revertir una situación que la bochornosa derrota de Leganés le complicó sobremanera, y deseó lo mejor para el Dépor desde el convencimiento de que la plantilla tiene nivel para cumplir su misión. Al final, se levantó, dio la mano uno a uno a los periodistas presentes y se fue. 

«Quisiera despedirme empezando dando las gracias a todo el mundo, empezando por afición, todos los trabajadores, club, directiva, presidente, a Richar Barral por su honestidad estos meses... Quiero desear a todos lo mejor, desde hoy seré un deportivista más. No puedo decir nada malo de esta club», arrancó su comparecencia Garitano. El vasco reconoció que «cómo se produjo el partido de Leganés fue bastante doloroso», y que ese resultado y la imagen del equipo «aumentó la presión» sobre la figura del entrenador.

«Ante esa presión y los malos resultados el club ha buscado un revulsivo y en estos casos siempre es el entrenador el que paga. Yo siempre me he puesto a disposición del club. Tanto Richard como Tino y yo hemos funcionado bien en el cara a cara, honestos unos con otros. No me voy con nada que echar en cara, todo muy honesto. La sinceridad es lo mejor y ellos han entendido que era la solución y punto. No tengo ningún pero en el proceso ni en las formas. Han hecho todo como lo tenían que hacer», abundó Garitano, que sin embargo no cree que la plantilla le hubiera traicionado: «Como cuando yo jugaba, siempre tienes gente que cuando juega está mas contenta y otros que menos. Le tengo que dar las gracias a jugadores por el apoyo continuo. No tengo nada que objetar. El último resultado fue muy doloroso. Acabamos con diez jugadores, encajando cuatro goles y eso precipita las actuaciones. Veo a la plantilla capacitada para salir adelante y mantenerse en Primera».