El Deportivo despide a Gaizka Garitano

La Voz REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

La reunión de urgencia del consejo de administración resulta en el adiós al técnico vasco, incapaz de ganar en el 2017

26 feb 2017 . Actualizado a las 21:48 h.

Gaizka Garitano ya no es entrenador del Deportivo. La reunión de urgencia del consejo de administración este domingo ha terminado con el resultado esperado, el despido del técnico vasco después de que el equipo coruñés haya sido incapaz de ganar en lo que se lleva del 2017 y sume apenas 19 puntos en 23 jornadas.  La última derrota del Dépor en Leganés (un bochornoso 4-0) y, sobre todo, la imagen mostrada por el equipo han terminado por dar la puntilla a la ya inestable situación de Garitano al frente del banquillo blanquiazul. 

El club anunció oficialmente la rescisión del contrato de Garitano a las 21.45 horas, con la convocatoria de una rueda de prensa a las 10.30 de este lunes para despedirse del deportivismo. «El club quiere agradecer sinceramente al técnico vasco y a su equipo de trabajo la dedicación, el esfuerzo y la profesionalidad que han demostrado durante esta etapa que han dirigido al equipo», dice el breve comunicado en la web. Cristóbal Parralo y Manjarín, entrenadores del Fabril, dirigirán la sesion de entrenamiento en Abegondo..

Garitano, en el banquillo de Butarque
Garitano, en el banquillo de Butarque benito ordoñez

La decisión de la junta directiva ya le fue comunicada al entrenador. Garitano ha sido víctima de un pobre balance que le han convertido en el entrenador con peor porcentaje de victorias en Primera con el Deportivo de entre quienes dirigieron un mínimo de 20 encuentros. El ex del Eibar y del Valladolid sólo ha podido festejar victorias en Liga frente al Eibar, el Sporting, la Real y el Osasuna, así como en la Copa en Riazor contra el Betis de Víctor. En el primer triunfo aún jugaba Lucas y en las posteriores Babel, pero ninguno de los dos siguen y Garitano no ha sido capaz de enderezar el rumbo del Dépor, al que sólo aparta de los puestos de descenso el pobre nivel de los rivales.