El Deportivo rescata un punto de su flojo partido en Las Palmas

Una genialidad de Emre Çolak transformada por Andone permite a los de Garitano evitar la derrota tras un mostrar un juego pobre en Canarias


La Voz / Redacción

Emre Çolak y Florin Andone hicieron su mejor imitación de Valerón y Makaay en Múnich. El improvisado juego de rol, nacido sobre todo de la chispa del turco para que el rumano oliese el peligro, fue lo único divertido que hizo el Deportivo en el campo de Las Palmas (1-1), donde sufrió un buen rato la disciplina con el balón de los canarios. El equipo coruñés regresó al pasado en Canarias, mostrando la imagen turbia, poco precisa, superada por el rival de meses atrás, lo que parecía ya olvidado. Fue el Dépor más parecido al que lucha por salvarse en la última jornada que el Dépor creciente que desea engancharse a la zona media, algo para lo que necesita ganar fuera de casa. No lo logró en toda la primera vuelta, desperdició esa bala en Las Palmas, donde al menos el gol generado de la nada por Çolak y Andone le permitió puntuar un duelo muy flojo, que ni siquiera estuvo cerca de ganar cuando Aythami le regaló un cuarto de hora con superioridad numérica.

A la hora de buscar estímulos, reacciones o reivindicaciones, pareció pesar más la actitud del vestuario comprometido por la polémica que el exigido por buscar la primera victoria lejos de casa. Pareció que el Deportivo venía de un largo viaje y las piernas pesadas de una pretemporada, porque compareció pálido ante un Las Palmas señalado por la polémica. Con un once marcado por las bajas en defensa, la sanción de Boateng y el castigo disciplinario a varios titulares, el equipo de Setién fue mucho más reconocible que el Dépor, impreciso con la pelota, desordenado en la presión, segundo y medio más tarde que el rival en cada quite y para llegar al remate. La ambición del grupo coruñés, cada semana que pasa más reforzado en la idea de juego de Garitano, de sumar la primera victoria lejos de Riazor chocaba frontalmente con una gélida puesta en escena en el estadio de Gran Canaria. 

Con Roque Mesa al frente de las operaciones como director de juego desde la mediapunta, con la rapidez de Mateo García y la calidad de Momo como mejores aliados, con Macedo en un lateral y Hélder Lopes en el otro percutiendo al esprint a cada poco, el Dépor se vio rebasado por el juego de toque de Las Palmas, reconocible a pesar de su tumulutuosa semana. Se apoderó de la pelota el equipo de Setién y los de Garitano persiguieron sombras durante un buen rato. Cuando las encontraron, ya iban perdiendo. Una subida de Hélder Lopes desordenó la zaga del Dépor, que perdió de vista a Mateo García en la frontal; el argentino recibió solo tras un mal despeje de Sidnei, y su chut lo desvió el brasileño para despistar del todo a Tyton. El 1-0 hacía justicia a la disposición del equipo local, mucho más rápido con y sin balón que un Dépor adormilado, descoordinado en el efectivo trabajo de presión de las últimas semanas, empezando por los dos delanteros. Joselu y Andode dan la sensación de no acabar de encontrar sus roles cuando juegan juntos, lento el de Silleda en su posición intermedia, ansioso el rumano por ocupar espacios con y sin la pelota.

Emre Çolak volvió a partir de la banda y sólo cuando entró en contacto con el balón (casi siempre parado en falta) respiró el Deportivo, al que tampoco auxilió su pujante centro del campo, imprecisos Borges y Guilherme, rebasados también en el achique. La cosa pudo empeorar a los 19 minutos cuando Mateo García galopaba sin freno hacia el área de Tyton, y tuvieron que pararlo en dos ocasiones. El Deportivo acabó igualando un tanto la posesión gracias a las imprecisiones rivales y un par de buenas carreras de Andone y Luisinho que hicieron dar un pasito atrás a Las Palmas. Pero Joselu estuvo lejos de llegar a los centros al área pequeña que le enviaron. Juanfran, que regresaba al once tras sanción, tuvo la mejor llegada del Dépor al sorprender por única vez y plantarse en el área, pero no precisó el centro. Ni siquiera el balón parado le dio rédito a los coruñeses: sólo un cabezazo ligeramente desviado de Borges alteró el pulso de Javi Varas, que vivió un primer tiempo tranquilo.

Las Palmas había hecho un ejercicio casi pulcro con la pelota y no tenía grandes problemas sin ella. Incluso pudo doblar su ventaja en una jugada de lado a lado, que nació en la izquierda y acabó con Michel Macedo poniendo un peligroso centro que Guilherme frustró. El duelo exigía un cambio drástico tras el descanso si el Dépor pretendía sacar algo positivo de Canarias. Ni la ducha improvisada de los aspersores, activados a destiempo con el balón ya en juego, parecía despertar a los blanquiazules. Casi lo aprovecha Vicente Gómez llegando de segunda línea a una perfecta jugada hilvanada por Mateo García y Hélder Lopes. Garitano, huérfano todavía de Kakuta, Carles Gil, Bruno Gama y Ola John, dijo en la previa que no le gustaba Andone en la banda, así que optó por Joselu. Se acostó el gallego a la derecha y Çolak habitó la mediapunta. 

No parecía estar funcionando la solución de emergencia pero con el turco nunca se sabe. En un momento del partido de descontrol, desesperado el Dépor porque nada le salía, acelerado y ya algo desfondado por el esfuerzo Las Palmas, Çolak se giró en el centro del campo y se inventó una jugada de ataque. Lanzó un pase perfecto de 35 metros a la espalda de Lemos, lo suficiente como para poner en ventaja a Andone. El rumano, en su única posición de remate, definió con la zurda antes de que Varas tuviese tiempo de pensar cómo encarar al delantero. El 1-1 era un tesoro para el Dépor, un equipo incapaz hasta el momento de sobreponerse a una tarde aciaga. Tanto que Garitano tenía preparado a Laure para dar relevo a un atacante, cuando Aythami vio la segunda amarilla por un revolcón a Guilherme

Se le abrieron las puertas de la victoria al Deportivo en uno de los partidos en el que más lejos estuvo de poder lograrlo. Así que Marlos fue el que entró en lugar de Laure para buscar más picante por la izquierda. La iniciativa en el tramo final fue del Dépor pero la atonía continuó. Aún así, estuvo cerca de hacer el 1-2 cuando Juanfran puso un centro perfecto para que lo atacase Andone en el primer palo, pero el rumano no logró impactar bien una pelota muy golosa. No hubo arreón final, ni de Marlos ni de Pinchi, aparecido en el 91, para un Dépor que a pesar de jugar el último cuarto de hora con uno más, ya estaba más que satisfecho con el empate para cerrar la primera vuelta en 19 puntos.

Ficha técnica

1. UD Las Palmas: Javi Varas; Míchel Macedo, Lemos, Aythami Artiles, Hélder Lopes; Roque Mesa; Momo (Tana, min. 80), Montoro, Vicente Gómez, Mateo García (Benito, min. 89); y Livaja (El Zhar, min. 85).

1. Deportivo: Tyton; Juanfran, Arribas, Sidnei, Navarro; Emre Çolak, Guilherme, Borges, Luisinho (Marlos Moreno, min. 80); Joselu (Óscar Pinchi, min. 90+2) y Andone.

Goles: 1-0, min. 13: Mateo García. 1-1, min. 69: Andone.

Árbitro: David Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Expulsó por doble tarjeta amarilla al jugador local Aythami Artiles (minutos 72 y 77), y amonestó al jugador visitante Joselu (min. 91).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Deportivo rescata un punto de su flojo partido en Las Palmas