La Voz / Redacción

El Deportivo jugó un partido apañado durante 45 minutos y después intentó sobrevivir a su propio tiro en el pie y al vendaval del Atlético de Madrid. No lo logró, porque los rojiblancos se lanzaron con todo hasta encontrar el gol de Griezmann que les bastó para llevarse el triunfo. Era el escenario previsible después de la irresponsable expulsión de Fayçal Fajr, que le costó a su equipo la pérdida del equilibrio, serenidad y en ocasiones calidad que mostró en el primer acto. Sin apenas llegadas, con Çolak casi obrando el milagro sobre la bocina pero con mejores sensaciones que en las jornadas pasadas, el Dépor no pudo oponer más resistencia que su voluntad de equipo tras quedarse con 10 y haber cuajado una prometedora actuación con el 11 contra 11. El resultado (1-0), sin embargo, es que la clasificación ya aprieta.

Hay muchas maneras en las que un equipo puede complicarse la vida. En ocasiones es el azar, otras el rival, a veces es un daño auotinfligido. Fue el caso del Dépor en el Calderón, cuando Fayçal Fajr perdió el control de sus emociones justo antes del descanso, con el primer minuto de añadido ya cumplido. Había bronca en el feudo del Atlético porque Florin Andone estaba más verraco que nunca (como lo calificó Juanfran), un tormento para los centrales colchoneros, pero que calculó mal en su último embiste y arrolló a Lucas Hernández. La grada se calentó, el Cholo Simeone agitó los brazos y poco después Fajr decidió hacer una irresponsable falta sobre Gaitán en campo rival que le costó la segunda amarilla.

La expulsión mermó a un Deportivo hasta entonces más que aseado, capaz de con cinco cambios en su once plantar cara al Atlético. Simeone también tiró de rotaciones pensando en la Champions, pero tenía dinamita en ataque, con Carrasco, Gaitán, Correa y Griezmann. Los de Garitano se ordenaron bien en el inédito doble pivote formado por Borges y Guilherme, percutió con la rapidez de Borja Valle y de Andone (que aburrió a Giménez hasta que se lesionó), y gustó cada vez que Emre Çolak entraba en contacto con la pelota, un gesto técnico en cada control y clarividencia para girarse entre Augusto, Koke, Gabi y quien le rodease. 

El listón deportivista estaba bajo tras las decepciones vividas ante el Alavés y, sobre todo, el Leganés. El primer tiempo en el Calderón era una fantástica noticia a pesar de un único tiro a puerta de Çolak, sin peligro para Oblak. Andone se plantó solo ante el meta esloveno, pero una rigurosa falta anuló la posibilidad de remate. No había más en el balance ofensivo del Deportivo, que replegaba casi siempre con orden, sólo perforado una vez por un despiste de Arribas al pase de Gaitán para Griezmann, que falló ante Lux. El Atleti tocó a rebato en el ecuador del primer acto, y ahí pasó agobios el Dépor ante la rapidez y habilidad de Gaitán y Correa. Fajr sacó bajo palos el remate del ex del Benfica y ahí terminó el peligro de los colchoneros, que perdieron por lesión a Augusto y a Giménez. 

Con un buen trabajo de Borja Valle por la izquierda y el esfuerzo de Fajr para contener a Filipe Luis en la derecha, el Dépor se pertrechaba bien y de vez en cuando sabía salir de la presión atlética con sentido y a veces con gusto, correctos Borges y Guilherme sin estridencias, descollante Çolak en sus aisladas intervenciones, en cualquier casi sin remate. El 0-0 al descanso era un premio para un equipo que llegaba con muchas dudas a Madrid y estaba reivindicándose en su solidez, también en la profundidad de su plantilla. Hasta que Fajr, que había volteado de mala manera a Koke minutos antes, cometió una irresponsabilidad y era expulsado justo antes del intervalo.

El derribo innecesario del franco marroquí sobre Gaitán en zona de nulo peligro fue un duro golpe para el Dépor, al que el campo ya se le hizo gigante. No daba el equipo de Garitano para achicar el caudal ofensivo del Atlético, desatado hacia la portería de Lux. El argentino erró en un mal despeja a tiro de Carrasco en el primer minuto pero después hizo dos paradas de mérito a un trallazo del belga que acabó en la cruceta y a otra llegada del extremo por la izquierda. Luego, sacó a bocajarro un remate de Correa antes de que Filipe Luis rematase cruzado dentro del área. 

Simeone metió a Gameiro para dar más dolores de cabeza al Deportivo, que ya era un ovillo en manos del rival. Le llegaban por todos los frentes a los de Garitano, que tiró de Luisinho y de Mosquera para apuntalar su sistema defensivo. Se quedó sin Andone y sin salida desde atrás, por más que Lucas sacase bajo palos un cabezazo de Borges tras el buen centro de Laure, antes de que Andone empujase en área pequeña. En el 70, hilaron Juanfran con Gameiro y el pase de la muerte lo embocó Griezmann. El 1-0 se veía venir por el empuje frenético del Atlético, aunque en realidad era previsible tras la expulsión de Fajr, la jugada determinante del choque.

Çolak tuvo la heroica en sus botas tras una pelota ganada por Borges y muerta en el área, pero su trallazo encontró la cabeza de Godín en el camino a la red. Entró Babel como último recurso de un Dépor agotado, superado pero no derrotado como se sintió ante el Leganés. Un buen partido con un resultado que, no por esperado, hace más daño a los coruñeses, arrimados ya a la zona caliente de la clasificación.

Ficha técnica

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez (Lucas, m. 35), Godín, Filipe; Gaitán, Augusto (Gabi, m. 18), Koke, Carrasco; Griezmann (Gameiro, m. 58) y Correa.

0 - Deportivo de La Coruña: Lux; Laure, Albentosa, Arribas, Fernando Navarro (Babel, m. 73); Guilherme (Mosquera, m. 67), Borges; Borja Valle, Emre Çolak, Fajr; y Florin Andone (Luisinho, m. 60).

Gol: 1-0, m. 70: Griezmann culmina un pase de Gameiro.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño). Expulsó por doble amarilla a Fayçal Fajr (m. 39 y 45), del Deportivo de La Coruña. Amonestó al local Lucas (m. 42) y a los visitantes Emre Çolak (m. 56) y Ryan Babel (m. 84).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un error de Fajr frena las posibilidades del Deportivo ante el Atlético