Carles Gil: «Me he fichado en el equipo del Comunio, ya digo que confío en mí»

El mediapunta sueña con debutar en Riazor y marcar su primer gol como deportivista


Con apenas un metro setenta de estatura es uno de esos bajitos que tanto gustan en el fútbol español y que han llevado a la selección a grandes cotas. Compartió vestuario con futbolistas como Isco, Bernat o Paco Alcácer, antes de hacer las maletas para enrolarse en el Aston Villa. Así perdió gran timidez. «Vivir solo y los años te van haciendo más abierto», explica. Perdió timidez y aprendió a sufrir. Tras un inicio sensacional jugando y marcando goles llegó, de la noche a la mañana, el ostracismo de no entrar en los planes del entrenador. «Nunca lo entendí», se apresura a decir. Pero lejos de hundirse se marcó el resto de volver a disfrutar. Llegó el Dépor. Y Carles Gil (Valencia, 1992) lo tuvo claro. «Soy tan cabezón que se me metió en la cabeza venir aquí y aquí estoy», advierte con confianza. Tanta que el poder ofensivo que tiene el Dépor en su demarcación no le inquieta. La demostración, dice entre risas, es que se ha fichado en popular juego del Comunio.

-Llega al Dépor tras un extraño paso por el Aston Villa. El club inglés hizo un gran desembolso por usted, empezó jugando y, de repente, fuera. ¿Qué pasó?

-Pasó que el fútbol es como es y cuando las cosas no funcionan, todo sale al revés. Se fueron juntando cosas y al final pues aquí estoy. Mi adaptación allí fue facilísima. En los primeros partidos, como quien dice, me salió todo redondo. Pero luego tuve la mala suerte de que echaron al entrenador. Llegó otro y dejó de ponerme. Lo que le decía, fútbol.

-¿Por qué el Dépor?

-Porque vengo de un tiempo jodido y quiero volver a disfrutar del fútbol y sentirme importante. En ese sentido, el Dépor cumple todos los requisitos y estoy contento de estar aquí.

-Pues viendo la cantidad y calidad de futbolistas que el Dépor fichó en su zona, no parece que venga a un sitio en el que tenga la titularidad garantizada.

-En el Dépor está caro jugar en cualquier posición, no solo en la mía. Hay muy buenos futbolistas y eso es lo mejor que le puede pasar a un equipo. En mi caso, confío mucho en mí. Esto es fútbol. El que quiera ir a un equipo en el que vaya a jugar todo... Igual no puedes jugar en Primera o en Segunda. Yo solo veía el gran proyecto que tiene el Dépor y lo atractivo que resultaba todo para mí.

-¿Y está respondiendo todo a sus expectativas?

-Pues sí. La verdad es que contento por todo: por el club, por los compañeros, todo lo que engloba al Deportivo. La ciudad también. Estoy muy a gusto.

-Pronto empezará a llover.

-Pero comparado con Inglaterra...

-¿En Inglaterra le costó mucho adaptarse?

-Creo que nunca me acabaré de adaptar a aquello, más que nada por la comida, el clima... Aquí, lo único que hay de diferencia con Valencia es el clima. El resto, es todo genial. Ya le digo que me encuentro muy bien.

-Habla de los compañeros, ¿con quién se asocia mejor dentro y fuera?

-Dentro con todos. Son grandísimos jugadores. Y fuera, casi le diría que también, pero bueno, quizá porque somos valencianos y ahora vivimos pegados, con Albentosa. También con Juanfran, con Borja, con Andone... Soy una persona de hacer mucha piña con los compañeros. Siempre pasé mucho tiempo con ellos.

-Play, música, lectura...

-Sobre todo, soy de ver películas y de fútbol. Lo veo casi todo. Me encanta.

-¿Ya tiene equipo del Comunio?

-Lo tengo, lo tengo (se ríe).

-¿Y se ha fichado?

-Me he fichado, ya le digo que confío en mí (más risas).

-¿Ha tenido que pagar mucho?

-Tampoco estaba muy caro. Bueno, está bien. Está bien. Lo suficiente para poder comprarme.

-¿Cuál ese gol o asistencia que sueña con protagonizar en el Dépor?

-Un golito contra el Eibar no estaría mal. Empezar así en Riazor.

-Ya jugó aquí con el Valencia. ¿Qué recuerdos tiene?

-Me impresionó el ambiente que había. Pero bueno, nos pintaron la carita. Perdimos 3-0, así que un recuerdo un tanto amargo.

«Los primeros recuerdos que tengo del Dépor son el Centenariazo y el Milanazo»

Cuando Gonzalez de paró el penalti a Djukic, Carles Gil aún no había cumplido los dos años. Obviamente, tampoco, presenció la primera Copa ganada por el Dépor al Valencia. Incluso el título de Liga le pilló con pocos años para recordarlo bien. Lo que sí no olvida ahora futbolista blanquiazul son dos históricos partidos de su actual equipo: el Centenariazo y el Milanazo.

-¿Tiene algún recuerdo del Dépor?

-Sí. Los primeros recuerdos que tengo del Dépor son el Centenariazo y el Milanazo. Recuerdo aquel equipo que estaban Valerón, Makaay...

-Cierra los ojos y el primer futbolista del Dépor que le viene a la cabeza es...

-Probablemente Valerón.

-Dice que es un apasionado del fútbol. ¿Qué fútbol le gusta?

-El buen fútbol.

-¿Y cuál es el buen fútbol para usted?

-El fútbol atractivo, de ataque. No es que sea buen fútbol, sino que me gusta verlo a mí. El de intentar siempre hacer gol. Ser atrevido.

-Vamos, que para jugar usted mejor equipos ofensivos que defensivos.

-Si sirve para ganar, al final, es lo importante. Te adaptas a todo. A los de ataque nos gusta asociarnos, tener el balón, pero hay momentos y momentos.

-Internacional sub-21, ¿se ve en la absoluta?

-Estuve en la sub-21, pero al final tiene que ser un pasito detrás de otro. La selección está muy lejos.

-¿Ese realismo y vivir con los pies en el suelo va en su carácter o se lo han inculcado en casa?

-Siempre he sido así. Creo que es por cómo e han formado y educado mis padres. Por el entorno. Siempre he sido un chaval normal, con mis amigos y familia. Me ha ayudado a no ver otra realidad. Mantengo los amigos de siempre. De hecho, cinco están aquí, han venido a verme debutar mañana.

-¿Y si no debuta?

-Pues tocará esperar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Carles Gil: «Me he fichado en el equipo del Comunio, ya digo que confío en mí»