Raúl Albentosa: «Si conseguimos hacer buena piña, podemos lograr cosas importantes»

Promete sacrificio y entrega en una campaña en la que cree que el Dépor se está reforzando muy bien


montevideo / enviado especial

Su larga figura destaca en la concentración que el Deportivo está llevando a cabo en Montevideo. Una apariencia amedrentadora a distancia se convierte en educación y cortesía en la distancia corta. Son sus dos caras, el doctor Jekyll y míster Hyde que lleva dentro. En el campo, rudo y directo; fuera, cercano y dialogante. Porque, según él mismo afirma, lo único que no se le puede recriminar a Raúl Albentosa es que, durante el desarrollo de su trabajo, «no le eche cojones». «El resto -sostiene- puede haber opiniones, pero en ese sentido, no hay duda», se reafirma.

-¿Cómo están siendo estos días de concentración?

-Un poco lo esperado. Son muchos días, muy lejos, pero en el fondo está bien para que nos conozcamos todos un poco mejor y hacer grupo.

-¿Cómo ve a este Dépor?

-La verdad es que lo que se ha hecho y lo que se está fichando ahora está dando un punto de calidad al equipo. Hay una buena sintonía entre todos y creo que si uno mira puesto por puesto, todos están bien cubiertos.

-¿El objetivo un año más la permanencia o hay que exigir algo ya más de tranquilidad

-Este año va a ser un poquito de conocernos. Empezar a saber lo que quiere el míster. Y saber lo que podemos dar entendiendo lo que quiere el míster. Me recuerda al año pasado cuando llegué al Málaga, que luego hicimos una buena piña y quedamos octavos. No pudimos más, pero estuvimos ahí en la pelea. Creo que si este año conseguimos hacer una buena piña, podemos llegar a algo

-Hace hincapié en el hecho de hacer grupo. ¿Lo ve más importante este año por lo sucedido la pasada temporada?

-No sé lo que pudo haber pasado el año pasado porque no le he preguntado a nadie. Hay muchos jugadores nuevos. El equipo empieza desde cero... Siempre he incidido en el tema del grupo. Vengo de Éibar, en donde éramos un grupo fuerte. Saliese el que saliese. El año pasado también. Luego, no siempre es armonía. Son 365 días trabajando y puede haber roces. Pero si somos una buena piña podemos hacer cosas. Hay equipos que tienen muy buenos futbolistas pero luego les cuesta hacer un grupo fuerte. A lo mejor otro equipo con mucha menos calidad, pero unidos, pues...

-Nada más fichar por el Dépor comenzó a circular por las redes sociales un vídeo suyo de una discusión con Lopo. Se le ve carácter.

-Son calentones de partido. Ya me lo han recordado estos de aquí, el vídeo ese que circula. Cuando se termina en el campo ahí queda todo. Soy muy temperamental. Podrán decir unos que soy mejor, peor, más lento o más rápido, con más o menos calidad, pero no me van a faltar cojones. Sé que no llega con eso, pero eso es seguro que lo pongo. No me gusta perder ni a las canicas. Cuando era pequeño, cada vez que perdía estaba tres o cuatro horas cabreado. No sé perder. Ahora me he acostumbrado, porque soy mayor. Voy y le doy la mano y la enhorabuena al rival, pero voy con una cara de.... (se ríe con picardía).

Está ilusionado con la nueva temporada, con su nuevo equipo y con «trabajar mucho». Porque para Raúl Albentosa, «lo primero del fútbol es trabajo, trabajo y trabajo». Si a ello se le añade calidad, cree que el cóctel es perfecto.

-¿Qué Deportivo vamos a ver en la Liga?

-Lo que nos va a transmitir el míster es que quiere un equipo unido, junto, que presione, que vayan todos a la vez. Que no vayan desperdigados, que seamos solidarios con el compañero. Y eso nos va a ayudar mucho. Hay jugadores que están para categorías superiores, para jugar en equipos grandes, digamos. Si tenemos eso y además se trabaja... Lo primero del fútbol es trabajo, trabajo y trabajo. Por encima con la calidad que tenemos, podemos hacer algo bonito

-¿Con esa buena plantilla que ve le preocupa que pueda haber bajas?

-En mi caso no miro eso. Tengo la experiencia de que se fueron jugadores importantes en equipos en los que he estado, incluso yo me fui del Eibar. Sin desmerecer a nadie, porque tenemos gran dependencia de Lucas por lo que hizo el año pasado, pero si se va Lucas no se va a acabar el mundo. Ojalá no se vaya ninguno, pero si se van hay unos chavales buenísimos de la cantera, que tienen ganas de estar ahí.

«Conozco al míster y no se va a regir por el nombre que tenga un futbolista»

El pasado jueves, Gaizka Garitano puso en liza un once inicial frente al Celta que, con matices, parece que puede asemejarse al que iniciará la Liga contra el Éibar. Para Albentosa, que asegura conocer bien al técnico, falta mucho y es imposible saber lo que hará el entrenador porque «no se va regir por el nombre que tenga un futbolista, sino que mirará cómo anda».

-Parece que hay un boceto de once.

-Conozco bien a este técnico y no se rige al final por el nombre que tenga un futbolista ni nada de eso. Fue mi caso. Llegué a Éibar y no me conocía nadie. A los tres partidos me tocó jugar y a partir de ahí jugué todos, cuando había otros con más nombre y tiempo. Este entrenador no te regala nada. Yo que he venido de la mano suya, si no trabajo, a los tres días estoy en la grada.

-¿Les falta mucho para estar a tono?

-Bastante, sobre todo físicamente. Y luego en conceptos. Personalmente me falta un poco más físicamente. Llevamos dos semanas y yo llegué un poquito más tarde y, aunque me había estado preparando antes, pues no es lo mismo. Me encontré bastante a gusto con los compañeros Es algo que me ha sorprendido porque siempre tienes alguna pequeña duda de si te adaptarás o no. Me gustó. Está claro que el Celta no tenía ningún jugador nuevo. Llevan dos o tres años juntos. Tienen mucha calidad, posesión del balón... Hicimos lo que quería el míster de presionar y asentar los conceptos defensivos. Pero nos falta. Aunque vamos por buen camino, pienso.

-Es frecuente verlo rodeado de los más jóvenes. ¿Le gusta el papel de hermano mayor?

-Vengo de abajo, jugué en todas las categorías: Preferente, Tercera... Cuando debuté con el Elche, los veteranos me trataron muy bien. Recuerdo que con dos frases o dos conversaciones con los veteranos te queda marcado para siempre. Y eso es importante. Porque es la gente que dentro de dos o tres años si yo sigo aquí nos van a sacar las castañas del fuego (sonríe).

-Lo normal es que siga porque ha firmado un contrato largo. ¿A qué se debió?

-Tengo ganas de estabilidad. No voy a ser falso y negar que quería quedar en Málaga, con mis amigos, mi vida, m i casa... Pero cuando supe que el año pasado el Dépor ya me había querido y que había venido el míster... Además, me encantó el proyecto que me presentó el Dépor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Raúl Albentosa: «Si conseguimos hacer buena piña, podemos lograr cosas importantes»