La oportunidad de Pol Calvet

El Deportivo consigue retener al exbarcelonista, que hará la pretemporada a las órdenes de Garitano, de cuya decisión dependerá si se queda o es cedido


Pol Calvet pasó el examen y con buena nota. Seis meses después de llegar al Deportivo para enrolarse en el Fabril, el centrocampista catalán ha cumplido las expectativas demostrando que está totalmente recuperado de sus problemas en los isquios, que lo tuvieron apartado de los terrenos de juego varios meses, y que tiene calidad para jugar en una categoría muy superior a la del filial blanquiazul. Los técnicos del club coruñés lo saben y piensan en él como una pieza para el primer equipo. La duda está en si será a corto o medio plazo. De momento, el exbarcelonista va a renovar su contrato y hacer la pretemporada con la primera plantilla. De su rendimiento dependerá el acuerdo que se firme en las próximas semanas.

Lo primero que hizo Gaizka Garitano cuando llegó al Deportivo fue desplazarse a Madrid para ver al Fabril. De Navalcarnero se llevó apuntados en su libreta cuatro nombres: Róber, Pinchi, Pol Calvet y Edu Expósito. Los tres primeros, junto con Queijeiro que regresa del Pontevedra, realizarán la pretemporada con el Deportivo; el último no debido a su paso por el quirófano por una pequeña lesión que lleva meses arrastrando.

Cuatro futbolistas que entran dentro de la apuesta de futuro del Deportivo y uno de ellos que podría hacerlo en la de presente. Se trata de Pol Calvet. A pesar de jugar solo medio año y de llegar algo fuera de forma, la aportación del barcelonés desde enero ha sido sensacional. Firmó un contrato de medio año con una opción de ampliación si el Deportivo lo incluía en los planes del primer equipo. Aún no ha sido así, pero tal es el interés mostrado por el club coruñés que el centrocampista ha aceptado seguir, al menos, un año.

El acuerdo es firme, si bien las condiciones del mismo dependen de su pretemporada. Garitano quiere verlo a ver si está ya maduro para formar parte del primer plantel. Si observa que aún le falta, una opción sería que se entrenase a diario con el Dépor y jugase los fines de semana con el Fabril. La otra posibilidad sería mandarlo cedido, nunca a una categoría inferior a Segunda. Los informes de los técnicos de este futbolista que ya jugó en la categoría de plata del fútbol nacional con el Barça B son buenísimos. Con un estilo claramente de la Masía, puede actuar perfectamente como mediocentro o interior. Incluso también como mediapunta. Esta temporada hizo seis goles, uno de ellos de penalti.

La apuesta blanquiazul es clara. Quieren retener a un futbolista que, junto a Delofeu, se saltó el juvenil B cuando dio el salto de cadetes al juvenil A. Pero su calidad se vio truncada por problemas en los isquios que ahora parecen olvidados. La pretemporada y Garitano determinarán su futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La oportunidad de Pol Calvet