El Deportivo condiciona los contratos al fin del mandato del actual consejo

No realiza vínculos más allá del año 2019 para no dejar hipotecado el club


A Coruña / La Voz

Uno de los problemas con los que se encuentran muchos consejos de administración cuando se hacen cargo de un club es gestionar aquellos contratos de larga duración. Sucede con futbolistas, técnicos y empleados. Y algunos con fichas casi prohibitivas. A Tino Fernández y su grupo de gobierno le sucedió cuando fueron elegidos para dirigir el club en enero del 2014 y por eso tratan de evitar que le pase a sus sucesores. Preocupado de que no se produzcan casos como el de Arizmendi, con contrato en vigor y una ficha desorbitada, el consejo está condicionando su política de contrataciones y renovaciones. En la actualidad, solo un integrante de la primera plantilla (Pedro Mosquera), y ninguno del cuerpo técnico (con excepción de los empleados indefinidos), ni de dirección deportiva tiene una vinculación con la entidad blanquiazul más allá del 30 de junio del 2019. Esa temporada, la 2018-2019 concluye el mandato de Tino Fernández y, quizá, su etapa como presidente del Dépor.

En la plantilla de futbolistas existe una excepción, que es Pedro Mosquera y, en el caso de que acceda a ampliar su contrato, habría una segunda en la figura de Lucas Pérez. Se trataría de los dos líderes tanto en la duración como en lo económico.

De las tres incorporaciones realizadas esta temporada, el contrato de tres de ellos finaliza en junio del 2019 (Borja Valle, Tyton y Çolak) y el tercero un año antes (Bruno Gama). Es la fecha que se está marcando la dirección deportiva, a petición del consejo de administración para establecer el límite de años de permanencia de los jugadores.

Pero los futbolistas no son los únicos que tienen el 2019 en el horizonte como fecha de finalización de su vinculación. En las últimas semanas el consejo de administración ha hecho movimientos encaminados a ampliar los contratos de los principales integrantes del área deportiva hasta esa misma fecha. Ampliar los existentes y situar en ese año los nuevos. Es el caso de Cristóbal Parralo, que firmó su vinculación por tres temporadas.

Richard Barral (director deportivo del club), Manuel Mosquera (adjunto a la dirección deportiva) y Ernesto Bello (secretario técnico) seguirán en el club hasta esa fecha. Al igual que sucederá en las próximas semanas con el director de fútbol base, Albert Gil, que está previsto que prorrogue su contrato dos años más.

Con estas actuaciones el consejo de administración pretende dar estabilidad al área deportiva, pero sin hipotecar el futuro de la entidad en el caso de que pasados los cinco años de mandato el actual grupo de gobierno decida no seguir al frente de la entidad. La fecha límite para que Tino Fernández deje la presidencia o se presente a la reelección es enero del 2019, pero es posible que lo haga coincidir con la junta de octubre o noviembre.

En cualquier caso, si hubiera nuevo consejo, no tendría que hacerse cargo de los contratos más allá de final de temporada, lo que, sin duda facilitaría su planificación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Deportivo condiciona los contratos al fin del mandato del actual consejo