La victoria del Fabril 2-1 sobre el Navalcarnero deja un sabor agridulce para el filial coruñés, superior en su fútbol a un duro rival que encontró un gol de falta tras un pobre partido. En un Riazor con un gran aspecto (cerca de 5.000 aficionados en las dos gradas de Tribuna) Pinchi y Otero plasmaron la superioridad del Dépor B, pero un gol de Berodia abre la eliminatoria, que se decidirá el próximo domingo a las 6 en Navalcarnero.

Aunque el visitante Óscar diese el primer susto del Navalcarnero tras un remate a un saque de banda largo al área, el Fabril pronto se hizo con la pelota. Con el toque de Pol Calvet y Edu, la actividad de Pinchi y Otero, más la jerarquía de Róber para anticipar y salir jugando desde atrás, el filial inclinó pronto el campo ante un rival que, rebasado, limó los tobillos de los coruñeses como método defensivo.

Comenzaron a llegar las ocasiones. La más clara para Hugo Rama, que falló en boca de gol tras una gran jugada por la derecha y una magnífica dejada de Otero en él área. El colombiano resultaba imparable, ya fuera en carrera o jugando de espaldas a portería.

Al cuarto de hora, otra carrera de Blas y el centro del lateral se paseó sin rematador. El Fabril circulaba el balón con sentido y, sobre todo, hacía una excelente presión tras pérdida. Fue así como llegó el 1-0. Pol Calvet recuperaba en zona de peligro, encontraba a Pinchi en la frontal y el extremo, de primeras, ajustaba de rosca el tiro al palo izquierdo de Olmedo.

El gol plasmaba los méritos del Fabril y su puesta en escena ante un Navalcarnero que solo inquietaba en la pelota parada y que recurrió a la dureza para frenar el despliegue de los coruñeses. Pinchi y Otero sufrieron el exceso de contacto y el equipo madrileño intentó sacar del partido al filial, que demostró compostura y criterio, aunque le faltase alguna ocasión.

Y al poco que la buscó, la encontró y no perdonó. Pinchi agitó por la izquierda, encontró a Hugo Rama en la derecha y un preciso centro lo cabeceó a gol Otero para poner el 2-0. Al rato, Pinchi no definió ante el portero tras una combinación con Otero que desnudó a la zaga del Navalcarnero. 

El partido se abrió y el panorama pintaba bien para el Fabril. Pero en una jugada aislada, tras una falta en la frontal, Berodia impuso su caché con un precioso golpeó al palo de Anxo. El gol hizo daño al Fabril, que tardó en reaccionar. Lo hizo con un espectacular lanzamiento de Corredera, al que voló Olmedo para desviar al larguero. En el rechace nadie consiguió embocar con el meta madrileño en el suelo.

Pero desde el 2-1 el partido se embarró, con continuas pérdidas de tiempo del equipo visitante, y el Fabril ya encontró su juego de pase ni la velocidad de sus agotados delanteros. El filial deberá defender su ventaja la semana que viene en Navalcarnero para buscar la eliminatoria definitiva por el ascenso.

Fabril: Anxo, Blas, Róber, Santi Taboada, Lucas, Iago, Edu, Hugo Rama (Álex Corredera, min 68), Pinchi, Pol Calvet, Otero.

Navalcarnero: Olmedo, Stevens, Sergio, Jorge (Álex, min 73), José Antonio, Joya (Alonso, min 55), Nevado, Óscar, Gonzalo Onega, Berodia y Joaquín (Chema, min 55). 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Fabril viajará a Navalcarnero con una ventaja mínima