Pletikosa: «Lo vivido el sábado me lo llevaré a la tumba»

TORRE DE MARATHÓN

Paco Rodríguez

El portero se despide de A Coruña con un «Forza Dépor» y la promesa de cariño eterno al club

16 may 2016 . Actualizado a las 18:24 h.

Después de llegar en el mercado de invierno y apenas tener oportunidades (solo dos partidos), Stipe Pletikosa vivió el sábado uno de sus momentos más emotivos como futbolista. Riazor en pleno coreó su nombre, dio una vuelta al campo y fue manteado por sus compañeros, algo que quedará para siempre grabado en su corazón. «Lo vivido el sábado me lo llevaré a la tumba». Así describió el ya exportero internacional sus sensaciones después de media temporada en la que admite que esperaba «haber jugado más», por lo que hubo momentos en los que lo pasó mal. «Después de Bilbao y, sobre todo, al ver que con la lesión de Lux no entraba en las convocatorias, fue difícil. Hablé con el míster, pero bueno, la conversación se quedó ahí», expresó.

Fue extraordinaria la despedida que le brindó Riazor y también lo que vivió durante estos meses en el vestuario, pues Pletikosa, aunque reconoce que «pasa en todos los vestuarios», expresa que hubo momentos complicados y lo achaca a la falta de autoridad del entrenador blanquiazul. Por eso cree que, si Víctor sigue, debe aprender de los errores: «Víctor debe liderar el equipo con más autoridad y más fuerza. No solo él, incluso si algún día soy entrenador es una cosa importante para gestionar los grupos, porque si pierdes esa autoridad entonces te quedas sin opciones. Es cosa del club», subrayó.

Paco Rodríguez

No obstante, cree que esas cosas deben quedarse dentro del vestuario. «Mentiría si dijera que fue fácil la convivencia. No fue fácil para nada. Lo que no me gusta es que hay cosas que deben quedar dentro de la familia y se tienen que resolver en la familia. Esta es la única manera en que el equipo puede llevarse como equipo. Mi opinión es que los jugadores y el cuerpo técnico tienen que tomar responsabilidad, hablar las cosas abiertamente pero dentro del vestuario y no fuera. Hablándolas de cara la público dan mala imagen a todos. Porque los hinchas nos apoyan tanto en casa como fuera y no merecen esto».