La Voz / Redacción

El Deportivo echó el telón a su temporada con una derrota ante el Real Madrid (0-2 | Así lo contamos), un adiós casi de trámite en un partido solventado en 22 minutos con los goles de Cristiano Ronaldo y una tibia reacción del equipo coruñés en el segundo acto, cuando el rival ya sabía que tenía la Liga perdida. No hubo incertidumbre porque el Madrid era consciente de que el Barça hacía sus deberes, y el partido perdió la poca tensión que tenía para convertirse en la despedida agridulce de un año que iba muy bien para descarrilar en todo menos en la salvación. Riazor homenajeó a Arsenio y a Pletikosa, lanzó algún mensaje a la crisis abierta del equipo pero en general mostró su apoyo al Dépor, que ahora empieza un tercer tiempo en los despachos que se promete apasionante

La lluvia y la niebla que tiñeron A Coruña de gris este sábado acentuaron aún más la melancolía del final de Liga para el Deportivo, un club sacudido por una insólita tormenta interna que se ha vuelto externa con excesiva violencia, al que ni siquiera la gratísima noticia de una permanencia amarrada le permitió vivir con alegría lo que tenía que ser una fiesta en Riazor. Una fiesta para celebrar el objetivo deportivo, saludar a Arsenio Iglesias, despedir a Manuel Pablo después de casi 20 años... Y además la oportunidad de lucirse ante el mundo futbolístico, pendiente de si el Real Madrid podía apurar sus opciones de conquistar la Liga en Riazor, patinazo del Barça mediante. Toda esa ocasión de fanfarria y abrazo colectivo con la afición quedó enturbiado por el ambiente más tenso que se recuerda en años.

El partido fue lo de menos, aunque la imagen que dejó el Deportivo durante el primer tiempo se acercó demasiado a la que ofreció ante el Barcelona en el funesto 0-8, lejos de la intención mostrada públicamente por el presidente del club de «no ser comparsas» ante el Madrid. Víctor Sánchez homenajeó a Peltikosa y Manuel Pablo en sus últimos partidos como profesionales, pero el resto del equipo era el que ganó con solvencia en Villarreal, de donde trajo 3 puntos y un planteamiento: repliegue intenso, pelota para el rival y pelotazo a Lucas. Ni eso fue capaz de plasmar durante los primeros 45 minutos, donde el Dépor no pasó apenas del medio del campo con la pelota jugada. Sólo dos disparos de Fede Cartabia, de nuevo inspirado en su gran final de temporada, alteraron la placidez del partido para el Real Madrid.

El equipo de Zidane salió muy profesional, centrado en su objetivo: marcar y esperar el milagro en Granada. A los 7 minutos, Bale le quitaba las pegatinas a Manuel Pablo y su centro lo embocaba Cristiano Ronaldo tras el semifallo de Benzema. Un cuarto de hora después, Cristiano remataba un saque de esquina después de que varios futbolistas del Madrid jugasen a los bolos con los del Dépor en el área, ante la permisividad de Mateu. Ronaldo remató a los palos en dos ocasiones y Pletikosa se lució con una estirada a Benzema antes del descanso, al que el Dépor llegó tras correr mucho detrás de la pelota, contar un par de intentos de Fede, otros tantos regatitos intrascendentes de Luis Alberto y un casi control de Lucas a pelotazo de Sidnei que se convirtió en lo más parecido a una ocasión de gol.

En el vestuario, Zidane debió de informar a los suyos de que el Barça tenía muy encarrilado lo suyo en Granada, y el Madrid bajó el pistón. Tuvo más la pelota el Dépor, entró más en contacto con ella, forzó una amarilla al rival e hiló tres pases como para permitir a Lucas disparar con peligro. Su tiro con la diestra desde la frontal obligó a Keylor Navas a mancharse la camiseta. Luego, entre Sidnei y Arribas se inventaron una buena situación de chut para el brasileño, y Róber estuvo cerca de poner la nota feliz del partido con un cabezazo que Keylor Navas se sacó de encima como pudo.

Debutó el canterano en Liga ante su afición, Riazor aplaudió a Pletikosa en dos paradas de mérito del croata y el partido transcurrió sin mayor historia porque el Madrid ya pensaba más en la final de Champions que en un milagro del Granada ante el Barcelona. El Dépor buscó al menos un gol para despedir el año y completó con profesionalidad un trámite de partido. Acaba la Liga pero la rueda no se detiene para el Deportivo, que afronta ahora semanas clave para el futuro más inmediato.

Ficha técnica

0 - RC Deportivo: Pletikosa; Manuel Pablo, Arribas (Róber Pier, min.70), Sidnei, Navarro; Pedro Mosquera (Borges, min.76), Álex Bergantiños; Fede Cartabia, Luis Alberto, Fayçal Fajr (Oriol Riera, min.76); y Lucas Pérez.

2 - Real Madrid CF: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Isco, min.61), Modric; Bale (Jesé, min.76), Cristiano Ronaldo (James, min.46) y Benzema.

Goles: 0-1, min.7: Cristiano Ronaldo. 0-2, min.25: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Mateu Lahoz, del colegio valenciano. Mostró amarilla a Kroos (min.50), Ramos (min.86) y Modric (min.90), del Real Madrid; y a Mosquera (min.57), del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

El Deportivo cierra la temporada con una intrascendente derrota ante el Real Madrid