La protagonista tenía que haber sido la Copa


Víctor ha completado una primera vuelta fantástica. Impensable a comienzos de temporada. La propia Liga le ha distinguido como el técnico más destacado. Todo ha sido inesperado, tanto por las propias expectativas que despertaba la plantilla, como por las que se habían generado sobre Víctor, un inexperto entrenador que se está cociendo al fuego lento del escudo blanquiazul.

Ha acaparado elogios y ha habido momentos en los que (Lucas al margen) solo se habla de los planteamientos de Víctor, los vídeos de Víctor, las jugadas de Víctor... Todo el mundo en Madrid esperaba que se sacara un as de la manga. Quizá no sea bueno tanto protagonismo del entrenador. Y seguro que él no lo busca porque sería un grave error estratégico y una forma de perder la perspectiva en la toma de decisiones.

Hablando de decisiones, una pena que su apuesta no fuera por la Copa. Fue al Bernabéu a por todas y salió trasquilado. Pero la Copa la tiró. Y también salió trasquilado. Quizá, con siete puntos menos en la tabla, la Copa del Rey podría ser incluso un estorbo, pero con los 27 que luce el Dépor brillantemente, era una bonita oportunidad de generar ilusión entre el deportivismo. Se equivocó Víctor, que también protagoniza errores. Afortunadamente, hasta la fecha no han sido demasiados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La protagonista tenía que haber sido la Copa