El Deportivo, ante el reto de salir de su primer bache

Cinco partidos sin ganar exponen los síntomas de una menor efectividad en defensa y en ataque cuando Víctor había apostado por un once estable


Redacción

«Esto es una cura de humildad para nosotros», dijo Laure. «Tenemos que resetear algunas cosas que no estamos haciendo bien», soltó Bergantiños. «Si no vamos al cien por cien en todo, no se compite igual», sentenció Víctor. La sensación en el vestuario del Deportivo quedó bien clara, incluso aún en los vapores de la ducha tras el revolcón del Mirandés en Riazor: el marcador, y más que eso, la sensación del partido, supuso un serio aviso para el equipo coruñés, que llevaba unas semanas apartado de su mejor nivel.

El Deportivo acumula cinco partidos sin ganar y la racha emborrona el final de la brillante primera vuelta de la Liga, además de llevarse por delante la ilusionante participación en la Copa del Rey. De fondo, el aficionado blanquiazul teme un efecto Eibar en su equipo, en recuerdo del bajón que sufrió el conjunto armero la temporada pasada, con apenas 8 puntos en el segundo turno de la Liga. El equipo coruñés llegó a doblar los puntos del año pasado a estas alturas, y no quiere que ese colchón se esfume.

La plantilla y el cuerpo técnico ha aludido en las últimas semanas a la pérdida de intensidad del Dépor en las últimas citas. El equipo coruñés no ha venido siendo el mismo que cerraba caminos a los rivales, que sabía replegarse y salir a la contra para hacer daño al contrario, fuera el Barça o el Eibar. Plantó seria oposición al Villarreal, al que oincluso mereció ganar en un partido con polémica, pero desde entonces sus actuaciones no han sido convincentes. Y ha encajado 11 goles en los últimos 4 partidos. Pero tampoco en ataque hay buenas noticicias.

Y es que si Lucas Pérez no ve puerta, el Dépor tiene problemas para obtener puntos. Cuando el delantero coruñés no marca, el conjunto de Víctor sólo ha puntuado en cuatro ocasiones (Real Sociedad, Granada, Getafe y Betis, la única victoria de las cuatro). El estado de gracia de Lucas, que le llevó a marcar en 7 jornadas consecutiva, ha sufrido un inevitable parón. Ante el Villarreal, el Getafe e incluso en el Bernabéu ha perdido situaciones de gol que antes no perdonaba. El Dépor no ha sabido responder porque los llamados a auxiliarle están rindiendo muy por debajo de Lucas.

El bajón del Dépor en juegos y resultados coincide, curiosamente, cuando Víctor Sánchez parecía haber apostado por un once tipo. Más allá de la defensa y los mediocentros, los puestos más estables del once, el entrenador madrileño llevaba tres partidos seguidos en Liga alineando al mismo equipo, con Cartabai, Fajr, Luis Alberto y Lucas por delante de Lux, Laure, Sidnei, Arribas, Navarro, Mosquera y Bergantiños. Incluso los onces que el Dépor mostró ante el Mirandés eran prácticamente iguales en la ida y la vuelta. La apuesta de Víctor en las últimas semanas le ha salido rana, y ahora toca hacerle al Dépor un remedo en el laboratorio de Abegondo para salir del primer bache.

Sin Arribas

El Comité de Competición ha confirmado la sanción de un partido a Arribas, después de que el central viera la quinta tarjeta amarilla en el partido del Bernabéu. Esto obliga a Víctor Sánchez a mover pieza en defensa, y buscar acompañante para Sidnei en el eje de la zaga. Lopo y Róber son los aspirantes a un puesto, salvo que Víctor opte por un movimiento más complejo, como mover a Bergantiños de sitio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Deportivo, ante el reto de salir de su primer bache