Róber Pier: «Mucha gente pregunta quién soy después de pedirme una foto»

Después de tres partidos oficiales con el Dépor el central mantiene la tranquilidad: «No he hecho nada», insiste


a coruña / la voz

Su tercer partido oficial con el Dépor le costó un diente. Bien pagado con la satisfacción que le dio hacer un partido completo en el que el Dépor logró un empate en la ida de los octavos de final de la Copa. En este torneo tiene Roberto Suárez Pier (Oleiros, 1995) su escaparate en un fútbol español que durante la pretemporada ya se fijó en él. Sin embargo, Víctor le aconsejó que se quedara y él no se lo pensó. Ahora está integrado en un Deportivo bien plantado en la Liga y cumplidor en el torneo del k.o. Mientras, él mantiene la calma y aguarda oportunidades, teniendo ante todo «los pies en el suelo», porque sabe que «aún no ha hecho nada». «Todavía ni me conoce nadie -explica entre risas y con humildad-. Mucha gente pregunta quién soy después de pedirme una foto. Y otros me confunden con Cardoso».

-Vaya gracia, llegar al Dépor y que lo confundan con otro.

-Así paso más inadvertido (se ríe). Las primeras veces que te piden autógrafos o fotografías resulta extraño porque no estás acostumbrado.

-¿Le suele pasar mucho eso de que lo confundan?

-No, hombre. Alguna vez. Lo que me sucede es que, en ocasiones, no sé cómo reaccionar, porque voy con los compañeros y la gente se acerca, nos pide fotos o autógrafos y yo, si no me llaman por mi nombre, no voy, porque nunca sé si es por mí o solo por ellos. Y, claro, muchas veces es solo por ellos (se ríe, de nuevo).

-Si después de quedarse sin diente, le conocen, habrá valido la pena.

-Solo por estar ahí ya valió todo la pena. Es algo que no me hubiera imaginado hace algunos meses.

-Lo imagino durante la pretemporada rezando para que el Dépor no fichara más centrales.

-Hombre, es cierto que me ha venido bien. Pero en pretemporada ya tenía bastante con centrarme en hacer las cosas bien en los partidos que disputaba para conseguir que el míster siguiera confiando en mí.

-Tuvo oportunidad de irse cedido. ¿Qué pasó?

-Pues que el míster me dijo que contaba conmigo. Que me quedara que iba a disputar minutos. No me lo pensé.

-Ser central canterano en el Dépor está caro. Rochela, Piscu, Uxío, Insua... Todos fuera.

-Son todos grandes jugadores, a los que las circunstancias no acompañaron. El caso de Pablo (Insua) es diferente. Porque volverá y triunfará aquí.

«Solo el hecho de estar en el Bernabéu, aunque no jugara, sería una experiencia»

La Copa está siendo su competición, pero Róber también sabe lo que es ir concentrado en la Liga. Frente al Real Madrid lo tendrá difícil tras el regreso de Lopo. Asume el tener que jugar con el filial cuando Víctor no lo cita. No le importa. «Lo que necesito es acumular minutos y partidos», afirma. Pero sí que mira de reojo el campo del Madrid y no oculta la alegría que le produciría poder entrar en la próxima convocatoria. «Solo el hecho de estar en el Bernabéu, aunque no jugara, sería una experiencia», sostiene.

-¿Ya ha pensado a quién le pediría la camiseta si llegara a jugar el sábado?

-Si llego a viajar, no lo haré con la idea de conseguir una camiseta. Soy consciente de dónde estoy y para qué.

-¿Se siente uno más del vestuario?

-Sé que soy del Fabril y que cuando debo jugar en el Fabril lo hago y me habitúo. Pero sí que me siento integrado. La verdad es que, desde que llegué, me han tratado muy bien.

-¿Quién le está más encima a la hora de dar consejos?

-Por proximidad, en este último partido tuve a Lopo, que se porta genial. Manuel Pablo, también. Me ha dicho que en los partidos ordene, como si no tuviera 20 años. Que es la forma de hacerme respetar en el campo. Otro que vino desde el primer día a preguntar qué tal y animar fue Juanfran. Además, tengo compañeros del año pasado... Vamos, que estoy genial.

-¿Qué fue lo que más le sorprendió al llegar?

-Todo. Es que lo pienso y digo: «Si es que nunca me había imaginado que podía llegar a ser compañero de esta gente. Que yo hace poco me hacía fotos con ellos. Por ejemplo, tengo una con Manuel Pablo. Lo que me queda es la espina de no haber podido compartir vestuario con Valerón. Me hubiera encantado.

-Acaba contrato y el club tiene opción de renovarlo haciéndolo profesional. ¿Han hablado ya con usted?

-Aún no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Róber Pier: «Mucha gente pregunta quién soy después de pedirme una foto»