Víctor, obligado a sacar rendimiento a un buen equipo


Arranca una nueva aventura para el Dépor. Un equipo reforzado, que ha ilusionado a la parroquia y que partirá con el objetivo de, no solo no descender, sino también no pasar apuros. La aspiración número 1 es la permanencia, pero Tino Fernández sabe que salvarse de milagro en la última jornada dejaría un poso de decepción.

Víctor Sánchez del Amo se estrenó en el banquillo ante la Real Sociedad y el calendario ha querido que este año se estrene de nuevo frente a los donostiarras. Un rival difícil, pero más asequible que antaño.

Del Amo cogió el Dépor en la decimoséptima posición a falta de ocho jornadas. En ese tiempo, solo ganó un encuentro y empató cinco, para acabar en el puesto 16 empatado con el 17 y el 18. Pero se logró el objetivo de la salvación, lo que le dio un plus de credibilidad de cara al siguiente proyecto.

El getafense fue bien recibido en A Coruña. Su discurso no levanta pasiones, pero su pasado deportivista y lo mal que se recibió desde el primer momento a su predecesor, le han permitido avanzar a favor de corriente. Es realmente ahora cuando comienza su etapa. Ha tenido tiempo para preparar la temporada. Le han confeccionado un equipo sensiblemente mejorado con respecto a la pasada campaña. La defensa es mucho mejor con la llegada de Arribas y Navarro; el centro del campo es más pelotero con el fichaje de Mosquera. Y arriba, poco hace falta para incrementar las prestaciones pretéritas. Le han dado mimbres y tiene la obligación de hacer un buen cesto. La enorme respuesta de la afición del Deportivo, con 24.000 socios, se merece rendimiento. Ahora sí, comenzaremos a ver la verdadera valía de Víctor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Víctor, obligado a sacar rendimiento a un buen equipo