La Voz / Redacción

La lluvia y los puntos de por medio diferenciaron el estreno liguero del Deportivo de algunas de las pachangas veraniegas de pretemporada. Ante la Real, ya en competición pero todavía afinando las piezas de un proyecto casi totalmente renovado, se pudieron ver las buenas intenciones del equipo de Víctor Sánchez, más compacto en sus costuras, con mayor calidad en el hombre por hombre de la alineación, pero también atisbando la constante de los partidos de preparación: las dificultades para generar peligro y, cuando lo genera, transformarlo en gol. Tuvo momentos de mando sólido desde la pelota y casi nunca sufrió salvo cuando actuaron los delanteros de la Real, pero el Deportivo creó poco peligro bien solventado por Rulli [0-0 | Así lo contamos al minuto]. 

El renovado Deportivo de Víctor desplegó cuatro caras nuevas en una alineación que, en virtud del nuevo abanico de oportunidades que ofrece la plantilla, levantó alguna ceja de sorpresa. Arribas, quien sabe si castigado, arrancó en el banco para darle a Lopo su partido 400 en Primera. Borges apareció al lado de Mosquera, indiscutible manija del nuevo Dépor. Víctor entregó a Fayçal Fajr un rol cercano al de segunda punta, agitando con Lucas Pérez sin 9 puro. Fue en las bandas donde el Dépor pareció necesitar un remedo. Cani, falto de piernas, pareció perdido partiendo de la banda izquierda y dejó a Fernando Navarro sometido a las embestidas de Prieto, Reyes y de Vela cuando caía a su zona. En la derecha, ni Juanfran ni Laure sacaron partido de la superioridad que les generaba los milimétricos cambios de juego de Mosquera.

El Deportivo, haciendo caso a las intenciones anunciadas por su entrenador, quiso el balón desde el inicio ante una Real que es inconstante en generar el juego que necesitan sus dos delanteros estrella. Con la actividad de Fajr, el buen gusto de Mosquera y las buenas intenciones de los laterales para apurar sus subidas, el equipo coruñés pisó los últimos 20 metros con cierta frecuencia, pero ahí tenía tendencia al apagón. Faltó último pase por raso y echó de menos a Riera para perseguir los numerosos centros al punto de penalti. Transitaba el partido sin ocasiones para el Dépor, y la Real poco a poco se fue estirando. Ahí amenazó con una pegada digna de equipos que aspiran a más de la mitad de la tabla. Jonathas se planto ante Lux a los 24 minutos, pero el argentino, ágil en su vuelta a la titularidad, intuyó la vaselina del brasileño para evitar el peligro.

Bruma se encontró un mal despeje de Laure en el 42 y tampoco pudo aprovecharlo para una Real Sociedad que acabó mejor el primer tiempo, pero sin dominio del juego. El Deportivo fue de más a menos, taponadas las bandas, sin peligro por mucho que en los últimos instantes lo buscaran Mosquera, Lucas y Juanfran sin probar a Rulli. Fue más punzante el equipo coruñés en la segunda parte, cuando la Real tuvo más la pelota en campo coruñés y hubo espacios para correr. Ahí pudo crear más peligro Lucas, sumándose a un Fayçal Fajr que llenó el ojo de Riazor en su primera aparición como blanquiazul.

Sin extremos pero con Riera

Chutó Borges desde la frontal para que Rulli casi gatease hasta su palo izquierdo, y poco después el portero argentino volaba para sacar un disparo de falta de Fajr. Lucas encontraba el gol tras una brillante acción de laboratorio en un saque de esquina, pero el delantero coruñés estaba en fuera de juego. Varió Víctor su plan inicial con el paso de los minutos y la falta del gol. Riera y Cartabia relevaron a Cani y Juanfran. El técnico prescindió de sus extremos cuando introdujo al ariete y el volumen de centros que Oriol podría aprovechar descendió. 

El Deportivo tenía el partido bajo control. Asentado en su remozada defensa, bien equilibrado por dos mediocentros que tienden a consevar bien su posición aunque no aparenten ser férreos defensores, el equipo coruñés sólo sufrió cuando intervenían Vela o Jonathas. O los dos a la vez, como cuando el brasileño aprovechó un despiste de la zaga coruñesa en un saque de banda, apuró línea de fondo y cedió el remate en área pequeña para Vela, al que frustró el muslo de Sidnei. Antes, Lux salía a los pies de Vela, que generó un quilombo en el área recibiendo de espaldas y provocando el caos entre los centrales.

Al Dépor le traicionaron las piernas en el tramo final, sin demasiadas fuerzas a pesar de las intenciones de Fede Cartabia. Moyes se reservó las tres sustituciones para los últimos minutos y la Real pareció buscar el gol con más intención que en muchos tramos del partido, pero el marcador ya no se movería. El Deportivo enseñó a su afición algunas de las cosas de las que es capaz de hacer, y también volvió a evidenciar sus sudores para hacer gol.

0 - Deportivo: Lux; Laure, Lopo, Sidnei, Fernando Navarro; Celso Borges, Pedro Mosquera; Juanfran (Fede Cartabia, m.74), Fayçal Fajr, Cani (Oriol Riera, m.63); y Lucas Pérez.

0 - Real Sociedad: Rulli; Zaldúa, Diego Reyes, Íñigo Martínez, De la Bella; Markel Bergara, Rubén Pardo; Xabi Prieto, Carlos Vela (Chory Castro, m.88), Bruma (Canales, m.85); y Jonathas.

Árbitro: Mateu Lahoz, del colegio valenciano. Mostró tarjeta amarilla a Zaldúa (min.9) y Markel Bergara (min.65), por parte de la Real Sociedad; y a Mosquera (min.14), Laure (min.49) y Lopo (min.88), por parte del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Deportivo inicia la Liga con un empate ante la Real Sociedad