Insua sostiene que el anterior técnico utilizaba su peso como excusa para no alinearlo

El central de Arzúa habló de la etapa con Víctor Fernández y la polémica sobre su peso

la voz

Comenzó la temporada como titular, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo. Víctor Fernández le dio varios toques de atención, tanto públicos como privados, y lo acusó en ocasiones de tener sobre peso o faltarle musculatura.

Tras la llegada del nuevo técnico, su protagonismo no ha sido mayor, pero Insua no olvida los pocos minutos que cree que disputó (17 partidos y más de 1.200 minutos de juego). Por eso, ayer declaró en la Radio Galega que el entrenador aragonés utilizó su exceso de peso como excusa para no alinearlo.

Interrogado sobre su musculatura, Insua dijo: «Eso fue un poco cosa de él (en referencia a Víctor Fernández). También decía cosas del peso y ni atención prestaba. Era medio excusa y punto. Hay épocas en las que estás mejor y otras peor, pero nunca tuve más peso del debido», expresó.

El central de Arzúa asegura que la pasada fue «una temporada muy dura», porque comenzó «con expectativas diferentes. Reconoce que no se puede quejar y que tiene «margen de mejora».

Temporada convulsa

«Fue una temporada muy convulsa -sostiene- , con problemas sociales. Jugamos muchos partidos en casa con la gente más centrada en otras cosas que en el propio partido. Y eso siempre influye en jugadores. Estábamos ahí abajo y no dábamos salido. Al final, se consiguió el objetivo y esperemos que este año salga mejor», aseguró.

Insua es uno de los futbolistas citados por el Deportivo para comenzar la pretemporada en Abegondo el próximo día 2 de julio en lo que será su tercera temporada (en la primera apenas jugó 3 partidos) en la máxima categoría del fútbol nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Insua sostiene que el anterior técnico utilizaba su peso como excusa para no alinearlo