Luisinho: «Me equivoqué con esa falta; mi expulsión hizo mucho daño»

Cree que al plantel le falta energía: «No llega con decir que queremos ganar»


a coruña / la voz

«He visto a tíos casados y con hijos llorar en el vestuario». El de las lágrimas de despedida era Luis Carlos Correia Pinto (Oporto, 1985). Luisinho sumó al adiós de Víctor Fernández su frustración por haber dejado al equipo con diez en un duelo crucial. Ahora no viajará a Anoeta para el estreno del nuevo técnico.

-¿Cómo ha asumido el equipo el cambio de entrenador?

-Cuando hay un cambio a mitad de temporada, la situación nunca es cómoda para la plantilla porque quiere decir que las cosas no están bien. Ahora hay que olvidar lo sucedido y enfocarnos en lo que viene. Empezar a meternos en la cabeza que el campeonato se acaba ya y que se acabó el margen de error.

-¿Qué diferencias ha notado ya en el método de trabajo?

-Es muy temprano para hablar de diferencias. Evidentemente está la motivación extra que supone la llegada de alguien nuevo, porque rompe la rutina. Es normal que quienes contaban menos tengan más empuje.

-Usted lo pasó especialmente mal en el vestuario, en el momento de la despedida.

-Para mí el despido no fue una buena noticia. Tenía una buena relación con Víctor, me dio confianza y mi relación con él era perfecta. Y por supuesto, me dolió lo que pasó en el partido, me quedé triste. Soy una persona fiel a la gente con la que trabajo.

-Su expulsión puso muy cuesta arriba la remontada.

-Me equivoqué claramente con esa falta. Mi expulsión hizo mucho daño. Dejé al equipo con diez cuando había que buscar el empate, y al menos los compañeros lo consiguieron. Me enfadé mucho conmigo mismo porque ya no podía ayudar al equipo. Cuando me equivoco, sé reconocerlo.

-¿Cree que mereció irse a la calle?

-No hay ningún reproche que pueda hacer a la segunda amarilla. Tengo que admitirlo y ya: hago una falta que no tengo que hacer y el juez de línea está bien colocado. Le toco y es falta y tarjeta. En la primera, no. En esa se equivoca el árbitro totalmente y me condiciona. No pita un penalti claro y acaba por costarme la expulsión. Ahora solo me queda pensar en que el compañero que entre en mi lugar contra la Real va a hacer un gran partido.

-Y encima no le retiran la tarjeta por un error en la reclamación

-El motivo creo que al final es lo de menos. Lo que pasa es que quiero jugarlo todo. No hay nadie más competitivo que yo y estoy muy fastidiado, pero no vale de nada darle más vueltas. Tenemos un entrenador nuevo que nos va a ayudar a que quienes jueguen vuelvan con los tres puntos.

-Las imágenes no acaban de aclarar si hubo penalti.

-El penalti es muy claro. Me toca. Hay contacto. ¿Que no es muy brusco? Eso es cierto, pero el contacto existe, me derriba y es penalti. Si la falta me la hubiera hecho fuera del área la habría pitado sin ninguna duda. Pero es que ya no es solo eso: es que me saca una amarilla que no tiene ningún sentido. Perjudica al Dépor en el partido y en la clasificación. Y al Dépor no le están ayudando nada esta temporada.

-Empate a última hora contra el colista ¿Qué le pasa al equipo?

-Nos falta energía. Eso se ha notado en muchos partidos. Decimos que queremos ganar, pero eso no llega. No basta con saltar al campo a cumplir. Plantilla tenemos, pero con eso no basta para jugar las nueve finales que nos quedan.

-Pero, ¿cuál es el motivo?

-Hay un hábito, una dinámica, que nos ha hecho venirnos abajo. Una negatividad. Quizá el cambio de entrenador pueda venir bien en ese sentido, no lo sé. Sé que necesitamos mantener al Deportivo en Primera, porque si no lo vamos a pasar muy mal.

Competición desestima el recurso por Luisinho al llegar fuera de plazo

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol Deportivo suspendió pro un partido a Luisinho tras ser expulsado por tras ver dos tarjetas amarillas frente al Córdoba el miércoles. Competición desestimó el recurso del Deportivo porque las alegaciones llegaron fuera de plazo. El lateral portugués cumplirá el castigo contra la Real.

Cuando la jornada se disputa entre semana, excepcionalmente, el Código Disciplinario limita el plazo para enviar alegaciones hasta las 14.00 horas del primer día hábil tras el partido, como sucedió el miércoles, aunque la jornada de Liga finalizara el jueves, diez horas después de que al Dépor le hubiera finalizado el plazo.

Por otra parte, Roberto Cabellud, preparador físico con Víctor Fernández, fue sancionado con tres partidos tras ser expulsado contra el Córdoba por protestar, con el agravante de reincidencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Luisinho: «Me equivoqué con esa falta; mi expulsión hizo mucho daño»