Lucas Pérez: «El Dépor ya sabe que me quiero quedar, y entre nosotros no habrá problema»

El coruñés está convencido de que, si el equipo se mantiene, hay posibilidades de que siga


a coruña / la voz

Horas después de que su representante se reuniera con la cúpula deportiva del club coruñés para hablar del futuro de Lucas Pérez, el futbolista confirma su deseo de quedarse en A Coruña, pero aparca cualquier posible negociación «hasta que la permanencia esté matemáticamente asegurada». Entiende que una vez lograda, el siguiente paso es que el Deportivo alcance un acuerdo con el PAOK y, llegados a ese caso, promete que «no habrá problema» para que el club coruñés y su futbolista referente alcancen un acuerdo para firmar un nuevo contrato. Pero, hasta que el equipo no esté salvado, insiste en que no quiere hablar mucho más del asunto.

-¿Qué posibilidades reales hay de que su cesión acabe transformándose en un contrato de larga duración?

-Siempre y cuando nos mantengamos en Primera, la posibilidad está ahí. Pero no es el momento de hablar de ello. Cuando el equipo esté matemáticamente salvado, volveremos a hablar de mi futuro. De momento, mejor dejar las cosas como están. Pero que nadie se preocupe que el problema no será entre el Dépor y Lucas.

-Parece tener claro que quiere quedarse.

-¿Dónde voy a estar mejor que en casa con mi familia y con mis amigos? Pero sé que soy futbolista del PAOK y si tengo que volver a final de temporada, lo haré, porque así lo habíamos pactado cuando me vine. Allí siempre me han tratado muy bien y me he sentido querido.

-El problema será convencer al PAOK de que lo deje salir por un precio inferior al reflejado en la cláusula de rescisión.

-Pues no lo sé. Habrá que verlo en su momento. A lo mejor, después de estar este año sin mí, ahora en Grecia tampoco cuenten conmigo. Sé que me tenían mucho cariño, pero no sé cómo estarán ahora las cosas. Pero insisto en que si quieren que vuelva, lo haré sin problema.

-¿Con el Deportivo ha hablado abiertamente de la posibilidad de quedarse?

-Algo se ha hablado. El Dépor ya sabe que me quiero quedar y entre nosotros no habrá problema.

-Tras cumplir su sueño de jugar en el Dépor, ¿cuál es el siguiente?

-El de toda persona es crecer. Todo el mundo quiere progresar. Pero si el progreso llegara aquí, mejor. Volver a llevar al Dépor a lo más alto sería algo precioso, pero hay que ser realistas y saber que eso, de momento, es eso, un sueño.

-¿Ha cambiado mucho su vida en A Coruña de cuando venía a veranear a ahora? Antes le sería más fácil salir a la calle, ¿no?

-Está claro que antes no me conocía tanta gente como ahora, pero es de agradecer. El reconocimiento de mi ciudad es lo más importante que me podía pasar.

-¿Qué ha sido lo más duro de sus años de emigración?

-Lo más duro es el momento en el que empiezas a echar de menos cosas como poder ir a la panadería, al supermercado o simplemente a tomar un café. En Ucrania estuve muy a gusto pero luego llegó un momento complicado, que lo pasé muy mal. Tuve compañeros que casi no tenían para comer. No nos pagaban. Nos engañaban... Fue duro, pero ahora está todo olvidado.

«El penalti de Djukic me marcó mucho... El Valencia nos quitó un título»

El Dépor visita el viernes Valencia y cualquier encuentro frente al conjunto ché no es un partido más para un Lucas Pérez. Sensaciones contrapuestas pasan por su cabeza. El recuerdo feliz de su debut en partido oficial con la camiseta del Dépor y su estreno goleador. Pero también el recuerdo triste y revanchista del penalti fallado por Djukic el 14 de mayo de 1994.

-Cuando uno llega a profesional, ¿rivalidades como la existente en A Coruña con el Valencia se mantienen?

-Por supuesto. El penalti de Djukic me marcó mucho. El Valencia nos quitó un título que, luego, por fortuna, el fútbol nos devolvió, pero yo era un crío y me dolió mucho.

-¿Cómo ve el partido de Mestalla?

-Complicado. No olvidemos que vamos al campo de uno de los mejores equipos de España. Y seguro que, además, nos tendrán ganas por el 3-0 de la primera vuelta.

-¿Cómo se encuentra después de unos meses difíciles?

-Contento porque he superado los problemas físicos. La rodilla va cada vez mejor y ya ni me acuerdo cuando salto al campo. Ahora lo importante es alcanzar el cien por cien.

-Su representante dice que está al 50 % del futbolista que él vio en otros equipos.

-Él me conoce bien. No sé si al 50, pero sí que todavía me falta. Pero me encuentro bastante bien. Aguanto los noventa minutos y cada vez estoy más a gusto.

-Usted puede jugar en cualquier de las cuatro posiciones de ataque. En Ucrania y Grecia lo hizo en banda. ¿Cómo se encuentra de segundo delantero?

-Yo siempre actué como delantero centro hasta que llegué a Ucrania. Luego empecé en banda. Y ahora estoy de segundo punta. En esta última posición y como primer delantero es como más cómodo me encuentro. Pero si tengo que estar en banda, también feliz.

-¿Que haya tantas esperanzas depositadas en usted le hace jugar a veces con cierta precipitación por querer hacer muchas cosas?

-No creo que esto suceda. Yo creo que todo el equipo está jugando con muchas ganas de demostrar que merecemos salir de ahí abajo. Contra el Sevilla jugamos muy bien, por ejemplo. Y, en mi caso, no pienso que un futbolista solo pueda hacer nada. Yo no soy un salvador ni nada.

-¿Esperaba ser el pichichi?

-No es algo que me obsesione. Cierto que marcar me da confianza, pero si los goles no suman puntos, mal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Lucas Pérez: «El Dépor ya sabe que me quiero quedar, y entre nosotros no habrá problema»