Los deportivistas, maltratados por la tele

El Dépor ha sido relegado a los peores horarios en las designaciones de la Liga

Un cámara de televisión toma imágenes durante un partido disputado en Riazor.
Un cámara de televisión toma imágenes durante un partido disputado en Riazor.

a coruña / la voz

Viernes 13 (de marzo) a las 20.45 horas, y sábado 21 a las diez de la noche. Más de lo mismo. Las designaciones de horario para las jornadas 27 y 28, en las que el Deportivo visitará Mestalla y recibirá al Espanyol en Riazor, solo han hecho crecer el incomprensible maltrato que está recibiendo el club coruñés esta temporada. Los de Víctor Fernández son, tras el Málaga, el equipo que más veces ha tenido que disputar sus encuentros en viernes, lunes o en el último turno del sábado. Una estadística que se agrava si el recuento arranca en la jornada 10.

La elección del tramo tiene poco que ver con el azar: antes de que los españoles retrasasen una hora sus relojes, el domingo 24 de octubre, los conjuntos andaluces eran habituales del horario nocturno para evitar los momentos de más calor del día. Malacitanos, cordobeses o granadinos han reconducido su situación a partir de noviembre, justo cuando los equipos gallegos han sufrido mayor castigo en las designaciones.

Cuando se alcance el próximo parón por los compromisos internacionales, al concluir la jornada 28, el Dépor habrá acumulado 14 encuentros en los horarios más complicados para que la afición acuda al estadio. Hasta 12 de los últimos 20. Uno menos que el Celta, que iguala a los coruñeses y al Eibar en el global. Precisamente los derbis entre blanquiazules y celestes ejemplifican la escasa consideración que le han merecido a la Liga los dos clubes de Galicia que militan en la máxima categoría. El de la primera vuelta se disputó un martes a las 22 horas. El de Riazor se celebrará el sábado 21 de febrero, también en el último turno.

El Atlético y el Real Madrid se midieron siempre en sábado. A las 20 horas en el Bernabéu y a las cuatro de la tarde en el Calderón. El Espanyol visitó el Camp Nou un domingo a las 17 horas y la Real Sociedad y el Athletic se encontraron otro domingo, a las 21 horas, en Anoeta. Hasta el derbi de la comunidad valenciana, con menor tirón, se fijó para las cinco de la tarde.

Precisamente el Levante ha sido el equipo con más fortuna en las designaciones después de aquellos que no han participado en competiciones europeas. Entre los que sí entraron en el bombo de los torneos continentales, el Real Madrid es el más beneficiado: solo jugó un partido en viernes y fue porque después viajaba a Marruecos para el Mundial de Clubes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los deportivistas, maltratados por la tele