El premio del Deportivo a la serenidad

Víctor tiene al Dépor en mitad de la tabla después de 3 ultimátums y numerosos contratiempos


a coruña / la voz

Un exentrenador del Deportivo comentaba que lo peor que podía haber era trabajar con la presión de saber que una derrota en el siguiente partido supondría su destitución. Aquel técnico decía haber pasado en A Coruña una de las semanas más duras de su trayectoria profesional. Porque, aunque no se había hecho público, sabía que el siguiente podía ser su último encuentro como blanquiazul. Pero ganó, encadenó una buena racha y dejó de sufrir.

Si para un técnico es complicado afrontar un ultimátum, el estado anímico de Víctor Fernández esta temporada está a prueba de bombas. El entrenador aragonés disfruta desde el viernes de sus primeros días de tranquilidad desde que se hizo cargo del equipo. Tiene al Dépor en mitad de la tabla, seis puntos por encima del descenso (a la espera del Elche-Rayo de esta noche) y sabiendo que aunque pierda el sábado (18 horas, Canal + Liga y Gol T) en el Bernabéu, su puesto no peligra. Es el triunfo, de momento parcial, de un hombre cuestionado desde que llegó más que por su trabajo por las circunstancias. El éxito del trabajo en silencio, la experiencia y la serenidad en una campaña convulsa y llena de contratiempos.

Pretemporada

La gira por Colombia impidió realizar un trabajo planificado

El compromiso del Deportivo con la Liga -meses antes con una maniobra de dudosa legalidad había salvado al club de la desaparición-, impidió a la escuadra blanquiazul realizar una pretemporada planificada y en condiciones. Víctor se encontró con una plantilla que a los pocos días de su fichaje tenía que hacer una incómoda gira por Sudamérica con partidos de intensidad sin apenas haber entrenado y con bruscos cambios de temperatura.

Lesiones

Lucas, Fariña y Salomão, mucho tiempo sin jugar

En A Coruña, Víctor se encontró con dos futbolistas diferentes al resto y un tercero que prometía: Lucas, Fariña y Salomão. Sin embargo, apenas ha podido contar con su concurso. El luso no ha debutado. Ahora porque no lo ve en condiciones, pero anteriormente porque no acababa de verse él mismo para competir. Fariña, que le asombró nada más llegar de Colombia y más tras el Teresa Herrera, ha atravesado diversos problemas musculares, una expulsión y ahora ha caído víctima de una infección celular. Y qué decir de Lucas, el hombre en el que tenía puestas todas sus esperanzas tras la victoria frente al Valencia y que volvió a lesionarse. Ahora ha reaparecido, el Dépor gana y Víctor vuelve a respirar.

Fichajes

Cuatro incorporaciones con la Liga ya empezada

Además de no haber podido realizar una buena pretemporada por culpa de la gira sudamericana, el club no consiguió cerrar todos los fichajes antes de empezar la Liga. Así, el Dépor tuvo que afrontar los dos primeros partidos sin varios futbolistas. El último día llegaron Sidnei, Diakité, Juanfran y Helder Postiga. Más fortuna tuvo en el mercado invernal, ya que Oriol Riera firmó al principio del mismo, si bien unos problemas administrativos retrasaron el debut de Borges, que se estrenó goleando.

Entorno

Nunca tuvo el cariño de parte de la grada

Llegar días después de que Fernando Vázquez hubiera sido destituido no ayudó a que Víctor entrara con buen pie en el Dépor. Desde el minuto uno no contó con el cariño de una parte de la grada, que centró en él toda su ira. El pasado celeste que en su día se le perdonó a Irureta, Lotina o Fernando Vázquez, no se olvidó en su caso. Con los malos resultados llegaron las manifestaciones públicas en su contra con silbidos y cánticos. Su respuesta fue seguir trabajando y no esconderse en el banquillo ni en los peores momentos. Ni una mala palabra, ni un gesto a destiempo.

Recursos

Se apoyó en el método heurístico para hacer funcionar el equipo

Pese a que en algún caso como el de Medunjanin le costó más de la cuenta sentarlo en el banquillo cuando todo Riazor veía que no rendía, Víctor no paró de dar vueltas a la alineación y al esquema hasta encontrar el sistema de juego y la alineación adecuados. Cambió los centrales, los laterales, los mediocentros, los hombres de ataque... Probó con una defensa de cuatro, de cinco... Con tres mediocentros... Ensayo-error hasta que los resultados llegaron.

Pronóstico

Mantuvo que el mejor Dépor se vería en la segunda vuelta

Creía que hacían falta incorporaciones y que la segunda vuelta iba a ser mejor que la primera. Aún no ha hecho más que empezar, pero el tiempo, hasta ahora, parece darle la razón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El premio del Deportivo a la serenidad