Tres puntos y varios bonus

El Dépor busca una victoria que le daría además el golaveraje y un necesario empujón anímico


a coruña / la voz

Sobreponerse a las bajas, aproximarse al espejo en el que se mira media Liga, inclinar definitivamente la balanza del golaveraje, convencer por fin a la grada, llegar con crédito de sobra al Bernabéu... El Deportivo se juega un montón de cosas esta noche en Riazor. Condenado desde finales de la pasada campaña a mirar al Eibar de lejos y por la espalda, vencer hoy a los armeros tendría algo de liberador. Y daría tres puntos, que no es poco.

Los de Víctor Fernández reciben a un adversario al que ya derrotaron en la primera vuelta y que llega en plena mala racha de resultados: dos derrotas, frente a la Real Sociedad y el Atlético, y un empate en Córdoba. Marcadores engañosos, sobre todo el del duelo vasco, pero que pesan en un conjunto que arrancó la competición como gran revelación del curso junto al Málaga y el Celta. De ganar, el Dépor quedaría a tiro de victoria del equipo milagro y alcanzaría a los celestes con el derbi ahí a la vuelta, aunque los de Vigo todavía jugarán mañana en Anoeta.

A la necesidad blanquiazul se le suma la oportunidad. Pocas muestras de debilidad han dado los de Garitano hasta la fecha, pero en A Coruña acusarán tres bajas de enjundia. Dos que venían repartiéndose el mismo puesto y otra que se había destapado como gran baza ofensiva de los guipuzcoanos. Abraham y Lillo cumplirán el mismo día castigo por acumulación de tarjetas y el lateral izquierdo pasará a pies de un futbolista casi inédito. Didac Vila no se ha estrenado en Liga con la camiseta azulgrana y apenas ha tenido actividad en los últimos años. El bajón de rendimiento y las lesiones han llevado al zurdo de cesión en cesión desde que fichó por el Milán. Su llegada a Ipurúa desencadenó el adiós de Kijera, ahora indiscutible en el Mirandés, pero Garitano apenas le ha dado minutos. Hoy lidiará con Cuenca, que tendrá una inmejorable ocasión para confirmar los síntomas de mejoría y reconciliarse con la hinchada.

Ausencias clave en el rival

No es el único caso en el que las pérdidas eibarresas alivian la obligada reestructuración local de líneas. La lesión de Del Moral (fractura de pómulo) rebajará la exigencia para el sustituto de Sidnei. Insua no tendrá que medirse con un futbolista acostumbrado a sacar de sitio a los centrales para que sus compañeros aprovechen el espacio a la espalda. Arruabarrena y Piovaccari no son tan habilidosos como el atacante jienense y su juego en estático se ajusta más al perfil de Lopo y de su nuevo compañero.

Además, Garitano está teniendo muchos problemas para suplir la baja de Albentosa, traspasado al Derby inglés. Ni Ekiza ni Añibarro han funcionado demasiado bien como pareja de Navas y Rafa Páez, cedido por el Liverpool, apenas ha tenido tiempo de adaptarse a su nuevo equipo. Una merma en la zaga que podría aprovechar Riera para estrenar su cuenta anotadora y sacudirse la presión. Para compensar sus problemas, el técnico vizcaíno recupera a Bóveda en el lateral derecho y a Dani García en el centro del campo.

La medular acaparará la atención de la grada debido al debut en casa de Celso Borges. El costarricense fue determinante en Vallecas, pero más por su acierto frente al marco rival que por su protagonismo en la creación de juego. Con Bergantiños como socio, el ex del AIK deberá ofrecerse hoy mucho más en el inicio de las jugadas.

También resultará interesante el duelo entre Berjón y Juanfran en el flanco derecho blanquiazul. El lateral del Dépor tendrá que medir sus alegrías ofensivas y requerirá constantes ayudas de Cuenca para frenar al más desequilibrante de los futbolistas del rival.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Tres puntos y varios bonus