A imagen de Álex Bergantiños

El medio es el que más ha tocado el balón y más pases ha dado en el mejor momento del Dépor

Bergantiños ha disputado las siete últimas jornadas de su equipo de principio a fin
Bergantiños ha disputado las siete últimas jornadas de su equipo de principio a fin

a coruña / la voz

El mejor momento de la temporada del Dépor llega desde un mayor protagonismo de Álex Bergantiños. Los cuatro partidos sin perder de los cinco últimos premian a un Dépor más atrevido en ataque, repleto de posibilidades de mediocampo hacia delante y con el canterano como responsable de la sala de máquinas. Bergantiños se destaca como el deportivista que más toques y pases ha dado durante la racha que ha levantado a su equipo en la clasificación con tres puntos de ventaja sobre el descenso.

Todo comenzó con la asistencia a Cavaleiro en la victoria sobre el Athletic (58 toques y 43 pases, el segundo fue Juanfran 55-31), continuó con una espléndida segunda parte frente al Levante (65 toques y 52 pases, Sidnei 78-50), la asistencia a Riera en la jugada que derivó en el primer gol contra el Granada (73 toques y 55 pases, Cavaleiro 70-43) y el viernes (48 toques y 37 pases, Juanfran 40-26) volvió a abarcar muchos metros en el partido soñado por Borges. En el plano individual no se pierde un solo minuto de juego desde que regresó al once para que el Dépor derrotase al Elche el 15 de diciembre.

Con un carácter sobre el campo fraguado en la cantera, un derroche físico encomiable durante los noventa minutos y un sentido táctico digno de elogio, el deportivista nunca había disfrutado en Primera División de la confianza que actualmente Víctor Fernández le está brindando. Por primera vez ha completado siete jornadas de principio a fin, lo que ha terminado por ocultar defectos de su juego como esas imprecisiones o hasta la supuesta falta de calidad técnica en el desplazamiento del balón.

El brillo del mediocentro coruñés, de 29 años, llega cuando el Dépor más firmemente parece asirse a la permanencia y mientras el club acaba de incorporar a su sexto mediocentro, el costarricense Borges. La regularidad del rendimiento de Bergantiños se ha merendado las expectativas que en diferentes momentos de la temporada han albergado sus compañeros de posición. Así, últimamente Wilk ni siquiera aparece en las convocatorias, Medunjanin y Juan Domínguez han pasado a un segundo plano, y José Rodríguez, otro de los destacados de la racha, ha tenido que adaptarse a la banda derecha.

La Liga guarda nuevos desafíos para este futbolista, convertido en uno de los capitanes de la plantilla y con contrato en vigor hasta el 2016. La permanencia es en el mantra colectivo mientras Álex Bergantiños sueña con alcanzar el centenar de partidos en Primera División. Ahora lleva 72, pero ha llegado su hora, cuando el Dépor por fin puede presumir de ser competitivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

A imagen de Álex Bergantiños