Muere un ultra del Deportivo tras una multitudinaria pelea con el Frente Atlético

La víctima, Francisco J. Romero Taboada, sufrió una parada cardiorrespiratoria e hipotermia tras haber sido lanzado al río. Los servicios sanitarios han atendido a otras 12 personas y hasta el momento hay 21 detenidos. Antiviolencia tratará el lunes la pelea SIGUE AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

Traslado.El cuerpo del ultra del Dépor es trasladado al Instituto Anatómico Forense
El cuerpo del ultra del Dépor es trasladado al Instituto Anatómico Forense

Redacción

Un ultra del Deportivo ha fallecido tras haber recibido una paliza y ser lanzado al río en el transcurso de una reyerta entre miembros de los Riazor Blues e hinchas radicales del Atlético de Madrid en los aledaños del estadio Vicente Calderón. La víctima es Francisco Javier Romerro Taboada, de 43 años, conocido como Jimy y miembro de los Suaves, una sección de los Riazor Blues. Fue trasladado a un centro hospitalario de la capital con traumatismo craneal, parada respiratoria e hipotermia tras haber sido rescatado por los servicios de emergencias del río Manzanares. El equipo médico del Hospital Clínico intentó revertir la parada y la hipotermia pero, hacia las dos de la tarde, fue desconectado y su cuerpo ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de la ciudad.

La reyerta se ha saldado con otras doce personas heridas (siete hinchas coruñeses y otros cinco del Atlético) heridas. Una es una agente de policía herida de levedad y otro ultra también estaba en el río Manzanares. Las atenciones de los efectivos del Samur, en la mayoría de estos casos, han sido por brechas en la cabeza producidos por golpes, por lo que unos han sido trasladados a centros hospitalarios para realizarles una sutura y otros han sido dados de alta en el lugar.

Doscientas personas implicadas

Varias dotaciones de la Policía Nacional y Local han tenido que intervenir para frenar los enfrentamientos. Todo apunta a que el enfrentamiento tuvo lugar a la llegada de los autobuses de aficionados del Deportivo de la Coruña a Madrid Río, para presenciar el partido de Liga que disputan ambos equipos en el Estadio Vicente Calderón este mediodía. Algunas fuentes apuntan a que habrían fijado un encuentro vía whatsapp. Algunos asaltaron un puesto de venta de bebidas y alimentos y se hicieron con unos cuchillos. En la pelea han participado unas 200 personas. Durante alrededor de una hora han seguido desarrollándose los enfrentamientos, con «varios flecos» en las calles de San Rufo, Virgen del Puerto y Paseo de la Ermita del Santo.

Hasta 21 personas han sido detenidas hasta el momento como consecuencia de la reyerta. La Delegación del Gobierno de Madrid ha informado que, entre ellos, seis ya contaban con antecedentes por lesiones, robos con violencia, daños y desórdenes públicos, amenazas, y robos con fuerza.. En total se han identificado a 90 personas. Varias fuentes apuntan a que 15 de los detenidos podrían ser aficionados ultras del Dépor. La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, aclara que la operación sigue abierta y que la Policía continuará con las investigaciones hasta detener a la persona o personas que han ocasionado la muerte del aficionado del Dépor.

Estos 21 detenidos se encuentran en la sede de la Brigada Provincial de Información de Moratalaz, en Madrid, para prestar declaración y pasar a disposición judicial, previsiblemente, a partir del lunes.

Según ha informado hoy a Efe un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos forman parte de los grupos radicales Frente Atlético, Riazor Blues, Bukaneros (ultras del Rayo Vallecano) y Alkor Hooligans del Alcorcón. Estos dos últimos apoyaban a los Riazor Blues. Los ultras del Rayo han emitido un comunicado a última hora de la tarde negando su implicación o presencia en la refriega.

«Fue muy violento, parecía la guerra»

Varios testigos pudieron ver la monumental pelea. Uno de ellos fue el recepcionista del Hotel NH Manzanares que, en declaraciones al periodista de La Voz Enrique Clemente, da fe de la crudeza de la reyerta. «Mi compañero de seguridad me dijo que saliera, pensábamos que era una manifestación, pero cual fue nuestra sorpresa cuando vimos que al otro lado del río había dos grupos enfrentándose, han empezado increparse, a tirarse bengalas y a pegarse con palos, con piedras, a puñetazos», asegura. «Fue un choque muy violento, parecía la guerra», añade.

Una mujer de un tenderete de las proximidades del estadio Vicente Calderón aclara que sobre «las ocho y cuarto estaban reunidos los del Frente Atlético. Iban con botellas de cerveza escondidas, palos, barras de hierro, con la cara tapada, gorras y preparados para la pelea». A esa ahora, añade, «no había ninguna policía». Asegura que vio «cómo tiraban al agua hombre entre cuatro o cinco» porque en ese momento estaba aparcando en el lugar donde sucedieron los hechos.

Polémica por no suspenderse el partido

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha asegurado que trató de «suspender» el encuentro entre el Atlético de Madrid y el Deportivo tras los incidentes ocurridos entre aficionados de ambos equipos antes de la disputa del choque «pero no fue posible». «La LFP ha sido firme en su intención de suspender la disputa del encuentro sin que haya sido posible», señala el comunicado remitido por la institución, que ha tratado de contactar pero no se ha podido comunicar con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), único organismo competente para la suspensión de un partido.

La LFP recuerda que trabaja «junto a Aficiones Unidas, el Cuerpo Nacional de Policía y todos los clubes y SAD» para «erradicar la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el fútbol profesional».

«En nombre del Deportivo de La Coruña nuestro rechazo contundente a la violencia, a cualquier tipo de violencia que perjudica al deporte, al fútbol y a la Liga», explicó el presidente del club, Tino Fernández, aunque aseguró que no conoce «los detalles de lo que ha pasado». «Es una noticia dramática y trágica. Ánimo a la familia de la persona, que está con muchísimos problemas en este momento, debatiéndose entre la vida y la muerte. Nos ponemos a disposición de la familia y los amigos de esta persona para ayudar en todo lo que podamos», prosiguió en una comparecencia de prensa conjunta sin preguntas con Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid. Tino Fernández confió que esto sea «un punto y final para todo esto». «Desde los clubes tenemos que actuar para que este tipo de cosas no ocurran en la medida que podamos. El mensaje es no a todo tipo de violencia. Es bien conocida la posición del Deportivo y la mía en particular sobre este tema», explicó

El Atlético de Madrid ha publicado en su web un comunicado condenando los altercados de esta mañana en Madrid Río. También la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha mostrado su «enérgica condena y total repulsa ante los acontecimientos violentos acaecidos en la mañana de hoy en Madrid».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
161 votos

Muere un ultra del Deportivo tras una multitudinaria pelea con el Frente Atlético