Lucas Pérez: «Siempre seré jugador de la calle»

El coruñés reivindica sus orígenes, pide calma en su recuperación y llama a confiar en la plantilla


a coruña / la voz

«Aquí jugaba de pequeño... y en aquel edificio vivía mi mejor amigo». Visitar de la mano de Lucas Pérez el Barrio de las Flores de A Coruña, donde se crio, se convierte en un itinerario por sus recuerdos y vivencias. A punto de debutar en competición oficial con la blanquiazul, así es la próxima bala del Dépor en ataque.

-¿Hubiera sido más sencillo llegar a donde está ahora si hubiera salido de la base del club?

-En su momento mi familia y yo decidimos que era el momento de salir al Alavés y abrir otras puertas en mi vida. Siempre me he querido dedicar al fútbol, siempre salí con un balón a la calle. Siempre quise salir profesional, como otros que jugaban conmigo, pero a veces no se dan para todos las circunstancias en el vida. Yo lo único que sé es que he luchado con todas mis fuerzas para conseguirlo y el fútbol se ha comportado muy bien conmigo y me ha recompensado.

-Cada vez hay menos futbolistas que puedan presumir de aprender su profesión en la calle.

-Sí. El fútbol de la calle es distinto, siempre seré jugador de la calle, pero no todo lo he aprendido ahí. También mi familia me ha ayudado muchísimo. Me he criado con mis abuelos y les estoy muy agradecido, porque si no hubiera sido por ellos, no hubiera llegado a nada.

-Sabe que la afición aguarda con muchas expectativas su debut.

-La gente está muy ilusionada conmigo y lo sé, pero ante esta situación como la que se ha planteado para mí de venir al Deportivo, muchos jugadores del mundo que están deseando volver a su casa, lo hubieran hecho. A mí no me tienen que mirar como alguien que ha hecho nada del otro mundo. He hecho algo que creo que otros muchos hubieran hecho lo mismo.

-¿Está resultando todo como soñaba?

-Sí, porque como soy de aquí siempre he estado cerca del Deportivo y conocía a varias personas que trabajaban en el club y siempre me hablaban muy bien y no tenía ningún miedo a no encajar bien. Por ser extrovertido como soy sabía que iba a ir todo bien. Y la verdad es que me han tratado todos muy bien y me sorprende que un vestuario en tan poco tiempo haya tanta amistad y tanto compañerismo.

-¿Piensa en el futuro? ¿En lo que pasará al acabar la temporada?

-No, para nada. Yo tengo contrato por un año con el Deportivo, pero me debo al PAOK, que es mi equipo y el que ha apostado por mí para sacarme de una situación muy complicada en Ucrania. El PAOK se ha portado conmigo muy bien desde el primer día hasta el momento en que entendió mi decisión de venirme aquí. Cuando acabe la temporada volveré a mi club, donde también estoy muy a gusto, no es mi casa, pero es mi segunda casa, porque han confiado mucho en mí. Pero ahora tengo que estar con la cabeza tranquila, jugar lo mejor posible y salvar al Deportivo, que es por lo que he venido.

-Las lesiones no le han dejado disfrutar hasta ahora. ¿Le ha traicionado la ansiedad?

-Puede ser. A ver, yo vengo con toda la ilusión del mundo al Deportivo. No sé si puede afectar eso, o no. En cinco años de profesional nunca había tenido ni un percance, pero a mí me pasó aquí y ahora. No sé cómo se puede tomar. Yo he hablado con los doctores y hay que estar tranquilos, recuperarse bien y no precipitarse en el tiempo de recuperación para que no vuelva a recaer.

-¿Tras el amistoso del jueves tratará de llegar a punto a Éibar?

-Sí, faltan nueve días para ese partido, que para nosotros es muy importante y espero estar con el equipo, pero hay que ir con calma. Estoy entrenando con el grupo, pero hay que ir paso a paso.

-¿Pediría este mes de septiembre como margen para que se vea al mejor Dépor?

-No hay que pedirlo en el sentido de poner excusa para perder los partidos. De eso nada. Lo que pasa es que quizá el juego no será tan fluido como queremos, pero no creo que nos vaya a costar tanto sacar partidos. Contra el Eibar tenemos que salir a pelear y, además, estoy seguro de que vamos a sacar los puntos allí.

-¿Qué sensación general le da la plantilla?

-Se ha hecho un equipo muy bueno. Aunque haya gente a la que no le parezca un gran equipo, sinceramente a mí me parece un equipo formidable: Helder Postiga consagrado; Fariña en Argentina lo ha hecho tan bien que lo fichó el Benfica; qué decir de Cuenca, que solo ha tenido la mala suerte de esos dos años malos; José Rodríguez, del Madrid, donde no debuta cualquiera; Canella treinta y tantos partidos la temporada pasada en Segunda...

-Y los últimos, los dos centrales.

-Tanto Diakité como Sidnei son físicamente espectaculares. Intimidan un poquito, pero eso es bueno. Para ser central eso es bueno, porque el delantero igual se lo piensa dos veces, o tiene un poquito más de respeto (se ríe).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Lucas Pérez: «Siempre seré jugador de la calle»