Más problemas en la zaga blanquiazul

Las molestias de Pablo Insua se suman a los males de una línea que el Dépor pelea por reforzar


A Coruña / La Voz

Aunque para conocer la lista de convocados habrá que esperar hasta las ocho de la tarde (más o menos), a las seis ya será posible tener una idea de la gravedad del problema que sufre el Deportivo en su zaga. Víctor Fernández facilitará cuando concluya el entrenamiento la lista de quienes le acompañarán en el viaje a Granada para participar en el primer encuentro oficial del equipo. Sin embargo, en cuanto empiece la sesión vespertina se sabrá si Pablo Insua puede ejercitarse con sus compañeros o deja al conjunto blanquiazul sin el principal candidato a un puesto en la pareja de centrales.

El de Arzúa apenas aguantó media hora en la práctica de ayer (dedicada casi por completo a preparar jugadas de estrategia). Después abandonó el césped de Abegondo visiblemente contrariado debido a unas molestias en su tobillo derecho. Remeseiro ocupó su lugar en la preparación de acciones a balón parado.

Al salir del vestuario, el canterano lucía un llamativo vendaje neuromuscular que evidenciaba el percance, pero se mostraba confiado en una recuperación fugaz que le permita estar en Los Cármenes. El dolor no apareció ayer, sino en el partido contra el Sporting de Gijón en la final del trofeo Teresa Herrera, disputado hace doce días. Otros como José Rodríguez o Luisinho también han venido acusando viejos problemas. El centrocampista cedido por el Real Madrid no ha visto mermado su rendimiento, pero sí ha sentido dolor en algunos encuentros de pretemporada. El lateral portugués ya jugó tocado algunos encuentros de la pasada campaña, y poco antes de salir a la gira portuguesa los médicos volvieron a revisar su pierna derecha.

Bergantiños o Iago

El caso de Insua es especialmente delicado ya que afecta a una zona en la que apenas hay recambios disponibles. El otro especialista del primer equipo, Alberto Lopo, estuvo al margen en el entrenamiento del lunes para evitar sobrecargas musculares. Si su compañero no está finalmente disponible para Granada, lo más probable es que sea Bergantiños quien ocupe una plaza en el eje de la zaga. El centrocampista ya ha tenido minutos ahí a las órdenes de Víctor Fernández y también cumplió con acierto el año pasado en Segunda. El fabrilista Iago y Manuel Pablo completa el repertorio de posibilidades, aunque el canario se ejercitó ayer al margen.

El puesto de central es, junto al de punta, el que más problemas está teniendo para cubrir el Deportivo. El portugués Henrique Sereno era el principal candidato a incorporarse al plantel blanquiazul, pero está teniendo que lidiar con su anterior club (el Kayserispor turco) para conseguir desvincularse y llegar a Riazor con la carta de libertad.

Refuerzos para la zaga

A favor del luso, que militó en el Valladolid en dos etapas distintas, juega su criterio al dar salida al balón, su polivalencia (ha jugado de lateral diestro, otra zona que pretende reforzar el técnico) y una velocidad que le permitiría integrarse en la defensa adelantada que pretende plantear Víctor Fernández.

Junto a Sereno, el club coruñés pelea por incorporar a Iván Ramis, jugador del Wigan que aportaría experiencia tras sus nueve temporadas en la liga española. Competencia necesaria para el punto débil del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Más problemas en la zaga blanquiazul