El penalti de Djukic cumple 20 años

M. Piñeiro LA VOZ / REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

Dos décadas del día en que el Deportivo perdió una Liga en el último segundo

14 may 2014 . Actualizado a las 00:33 h.

En Riazor se hizo un silencio más desgarrador que cualquier grito desesperado. Todo el aire que Djukic metió y sacó de su pecho antes de chutar el fatídico penalti contra el Valencia se perdió instantes después de la parada de González como si el estadio coruñés y sus 30.000 almas quedaran envasadas al vacío. De todo aquello, del día en el que el Deportivo dejó escapar la Liga fallando un penalti en el último instante del último partido del campeonato, se cumple 20 años este 14 de mayo.

La historia de aquel Dépor-Valencia está más que contada. El equipo de Arsenio se quedó atenazado y apenas creó oportunidades de peligro ante un rival hipermotivado. En el último empellón en busca del título, y con el Barcelona ganando al Sevilla en el Camp Nou, el valenciano y exvalencianista Nando fue derribado en el área y el árbitro López Nieto pitó el penalti. Donato no estaba y Djukic asumió la responsabilidad. Paró González, puño en alto, y al Deportivo se le escapó una oportunidad que entonces, recién bautizado Superdépor, creía única.

Lo cierto es que aquel equipo llegó con el gancho al final de la Liga. Después de una primera vuelta arrolladora, la segunda no fue mala, simplemente no fue tan buena: 11 victorias, 6 empates y dos derrotas (ante Madrid y Barça en sus respectivos campos). El penalti de Djukic resulto demasiado cruel como para olvidarlo pero los aficionados que acudían a Riazor sabían que la Liga se escapó en los dos partidos anteriores, ante Rayo Vallecano y Lleida, en los que el Dépor empató sin goles. Rivales en teoría asequibles para poder sentenciar.