Un Alavés que quiere renacer

Recién retornado de Segunda B, despunta al abrigo del Baskonia


a coruña / la voz

Los dos equipos de Vitoria caminan de la mano. Aunque cuentan con directivas diferentes, los rectores del exitoso Baskonia, uno de los referentes del baloncesto europeo, también gobiernan la nave del Alavés. Recuperado de sus cenizas tras el paso del polémico Piterman, el equipo vasco presume ahora de una economía saneada y una atractiva plantilla a la que los resultados, en cambio, no han sonreído.

Gestión

Prevé acabar de pagar su deuda la próxima temporada

El Alavés entró en concurso en el verano del 2007, fruto de una herencia envenenada. En aquel momento debía 25 millones de euros, pero pactó una quita del 50 % a pagar en siete años. Y de estos 12,5 abonó la mitad a las instituciones a través del trueque de unos terrenos de su propiedad. Los actuales responsables del club reconocen que solo les queda por satisfacer el último de los plazos, cifrado en algo más de un millón de euros y que cumplirán pase lo que pase sobre el terreno de juego.

Mendizorroza

La afición, la gran perjudicada de un posible descenso

Con los números en orden, la hinchada de Mendizorroza se perfila como la gran perjudicada de un presumible regreso a Segunda B. Este se revelaría como todo un golpe a una afición cuya presión se reveló fundamental para echar a Piterman del club y que ahora, después de cuatro temporadas de largo peregrinaje por el desierto de la Segunda B, se había vuelto a emocionar con su equipo.

Trayectoria

Más goles que el Dépor, pero el segundo que más encaja

El Alavés protagoniza una temporada caótica, en la que nunca ha ofrecido fiabilidad defensiva. El actual es el tercer técnico que ocupa su banquillo. Por allí pasaron Natxo González, quien lo aupó a esta categoría y con quien empezó la Liga, y el gallego Juan Carlos Mandiá, debutante en el choque de la primera vuelta en Riazor, pero despedido hace solo unas semanas. Ha marcado 49 goles, seis más que el Dépor, pero ha encajado 52. Solo el Hércules, con el que comparte el farolillo rojo, le supera. Además, ha sufrido sonados varapalos en Mendizorroza, donde dominaba por 3-1 al Recreativo y por 2-0 al Tenerife, pero acabó empatando ambos encuentros. En realidad, es el que menos triunfos ha sumado como local, cinco, frente a las once victorias que el Dépor ha festejado lejos de Riazor. El actual entrenador, el exfutbolista Alberto López, portero que fue, entre otros, de la Real Sociedad y del Valladolid, parece haber devuelto el equilibrio tras sumar siete puntos en las cuatro últimas jornadas.

Referente

Borja Viguera, en la órbita del Athletic de Bilbao

Con una plantilla en la que despuntan futbolistas con pasado en Primera, como los coruñeses Nano y Raúl García, el checo Jarosik, o el extremo Óscar Serrano, la mejor noticia del Alavés lleva el nombre de su pichichi. Viguera acumula 23 goles (24 si se suma el que marcó en Copa). En las dos últimas campañas ha marcado 45 tantos para su equipo en 81 partidos, unas cifras que han llamado la atención del Athletic. Dicen que estaría dispuesto a ficharlo, pese a que cuenta con una cláusula de rescisión de un millón de euros. El delantero había recalado a Vitoria tras sufrir una grave lesión en el Nástic, donde compartió vestuario con Álex Bergantiños.

Gesta

El recuerdo de aquella final de la Copa de la UEFA

El próximo viernes se cumplen trece años de la final que enfrentó en Dortmund al sorprendente Alavés y al Liverpool en un partido épico (5-4). El equipo inglés se impuso en la prórroga por gol de oro, pero la gesta del Alavés, que disfrutó de cinco años seguidos en Primera (solo presume de once en cuatro etapas diferentes en toda su historia), dio la vuelta al mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Alavés que quiere renacer