Luis Fernández, el agitador del ataque del Dépor

Suma tres goles tras los que marcó contra el Eibar y el Numancia


a coruña / la voz

Cuando todo falla el Dépor se ha acostumbrado a encomendarse a Luis Fernández. Contra el Numancia volvió a salir al rescate de su equipo, que había olvidado alguna de las virtudes que este delantero lleva marcadas a fuego en la piel. El esfuerzo nunca se discute. Con los coruñeses otra vez enchufados al partido el exfabrilista coleccionó ocasiones no solo para empatar el partido, sino para voltearlo y hasta para golear.

Pocos futbolistas gozan de este carácter agitador, casi subversivo para golpear los partidos hasta que su signo cambie. Lo que antes de su aparición parecía anodino, el jugador del Burela lo convirtió en brillante. Antes, y también después, de que marcase el empate llevó las riendas de un equipo al que hace solo unos meses sufría desde la grada como un aficionado más.

Luis Fernández volvió al fútbol hace solo trece meses, tras superar una grave lesión que parecía haber cortado su progresión en el momento más inoportuno, cuando las puertas del Fabril, en Tercera División, comenzaban a abrirse para él. El fútbol ha girado muy rápido para él desde entonces, pero es difícil que lo pudiera haber aprovechado más.

Experiencia

Sin más experiencia en el fútbol profesional que la que Fernando Vázquez le fue inculcando durante la pretemporada, dio la vuelta a la situación hasta convertirse en miembro de pleno derecho de la primera plantilla del club de sus amores y estandarte de toda una nueva generación de canteranos. Mientras todos miraban a Bicho, un jovencísimo centrocampista con toda la vida por delante para convertirse en profesional, el hambre de Fernández va camino de hacerle debutar y doctorarse en una sola campaña.

El camino del delantero se está pareciendo mucho al de su equipo, pues el rendimiento de ambos se ha multiplicado con el paso de las jornadas. Fernández tardó en marcar (su primer gol data del 3 de noviembre contra el Castilla), pero con el que dio un punto contra el Numancia el sábado ya lleva tres, los dos últimos consecutivos y con ese mismo rol agitador.

Incluso está peleando la titularidad con Borja, al que llegó a relegar al banquillo en un buen puñado de jornadas. El Dépor recuperó entonces la presión en ataque y ese afán por superarse a sí mismo y buscar el techo que su fútbol aún no ha encontrado.

Acierto

Solo un dato en comparación con su compañero de ataque. Dicen que al jugador cedido por el Atlético de Madrid, Bota de Oro del Mundial sub-17 en el 2009, le tiembla menos la puntería en los instantes decisivos. Está claro que ha marcado siete goles, pero las estadísticas sostienen que su acierto no es tan bueno. Borja Bastón ha disparado en 44 ocasiones en toda la Liga y 25 han acabado entre los tres palos, es decir, el 34,1 %.

En el caso de Luis Fernández este porcentaje se eleva hasta el 37,5 %, pues de sus 24 remates totales, nueve han acabado en la portería rival.

Y en la segunda vuelta la sombra de Luis Fernández aún podría crecer más. Entonces se podría sumar a la primera plantilla Álvaro Lemos, su socio de la cantera deportivista y quien permanece de baja desde el verano por una grave lesión. Juntos, los Zipi y Zape del Fabril podrían hacer diabluras y agitar juntos un Dépor lanzado hacia el ascenso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Luis Fernández, el agitador del ataque del Dépor