Lendoiro, veinticinco años incumpliendo

La gestión de Lendoiro al frente del Deportivo se ha caracterizado por desarrollarse de espaldas a la ley


A Coruña / La Voz

El auto emitido ayer por el juez Rafael García Pérez motiva la suspensión de parte de las facultades patrimoniales de Lendoiro en parte por el incumplimiento reiterado de los plazos concedidos para la presentación de las cuentas. Ese es solo un ejemplo de la forma de actuar de Lendoiro durante los últimos tiempos. Ha convertido del incumplimiento, su tarjeta de visita.

Entrada en concurso

Incumplió la obligación legal de solicitar concurso hasta que no pudo más

Tanto los administradores concursales, como Hacienda, y diferentes acreedores han manifestado en diferentes escritos remitidos al juez que la grave situación que atraviesa el Deportivo se debe, en gran medida, a que Lendoiro retrasó todo lo que pudo la entrada en concurso de acreedores. Según el informe concursal, tendría que haberla presentado mucho antes, pero no lo hizo hasta que Hacienda embargó todos los ingresos.

Patrimonio negativo

Tiene el club en causa legal de disolución desde el 2006

El informe concursal es claro. El Deportivo en el año 2006 tenía un patrimonio neto positivo y un año después ya era negativo. «Al inicio del ejercicio 2005-2006, el patrimonio neto ascendía, según las cuentas anuales del período anterior, a 15,2 millones de euros; como el ejercicio terminó por sus operaciones reales con pérdidas por 17,9 millones, la sociedad quedaba sin patrimonio alguno y, por tanto, en causa legal de disolución y, para aparentar una situación diferente, se registró como beneficio extraordinario del ejercicio la valoración asignada a la concesión administrativa sobre el estadio de Riazor, que el Código de Comercio prohíbe expresamente porque no tuvo coste de adquisición».

Falseó las cuentas

Desde hace años, el informe de auditoría denuncia irregularidades contables

Durante los últimos seis años, los diferentes informes de auditoría han recogido numerosas irregularidades contables de las que se desprende que Lendoiro falseó las cuentas para dar beneficios. También los administradores concursales lo han manifestado en su informe.

Deuda con Hacienda

Aseguró deber 35 millones cuando la deuda real era superior a 90

Nunca tuvo problema Lendoiro por mentir a la hora de manifestar la deuda que el Deportivo mantenía con Hacienda. En la última junta aseguró que era de 35 cuando en realidad sabía que era superior a los noventa millones de euros. Pero incluso hay documentación sobre el engaño. En diciembre del 2008 reconoció ante un notario una deuda con Hacienda de 96,1 millones, días después de decir en la junta de accionistas que era de 51,8.

Registro

No inscribió las cuentas durante años ni los libros de contabilidad

Un indicio que suele derivar en resolución de culpabilidad en un concurso de acreedores es que el órgano de administración no inscriba en el registro anualmente las cuentas y, sobre todo, los libros contables. Es el caso de Lendoiro que no fue hasta semanas antes de acogerse al preconcurso cuando formalizó estas situaciones en el registro mercantil.

Las cuentas

En varias ocasiones no las tuvo dentro del plazo legal

Los retrasos en la elaboración de las cuentas y por tanto del informe de auditoría han sido constantes también en los últimos años. En algún ejercicio, incluso, no tuvo esa información hasta la víspera de la celebración de la junta de accionistas, algo que va en contra de la Ley.

Información

Incumplió el deber legal de dar información a los accionistas

Lendoiro nunca ofreció a los socios dentro del plazo, en un claro incumplimiento de la Ley, los cinco documentos que forman las cuentas del Deportivo. La información facilitada al accionariado siempre fue escasa y, en muchas ocasiones, obtenida no sin pocas luchas.

Familia

Siempre ocultó qué hacían sus hijos en el club y cuánto cobraban por ello

El nepotismo ha sido otra de las señas de identidad del régimen presidencialista de Lendoiro al frente del Deportivo. Hijos, nueras, yernos, cuñado, sobrinos, familiares de consejeros y de amigos suyos... Numerosos han sido los allegados que en uno y otro momento han cobrado del Deportivo o de alguna de las filiales. Pero él siempre se ha negado a explicar su aportación al club, cómo habían sido seleccionados para el puesto y cuánto cobraban.

Sueldo

Siguió cobrando cuando ya ni pagaba a los futbolistas

El listado de acreedores del Deportivo refleja que, mientras los futbolistas del Deportivo acabaron la temporada pasada sin percibir sus remuneraciones económicas, Lendoiro seguía cobrando su desorbitado sueldo.

Delegación de acciones

Nunca acreditó la suya y ahora no acepta la fórmula empleada por él

Lendoiro siempre se negó a anexar al acta de las juntas el listado de delegaciones que decía tener. Además, siempre aceptó la delegación vía fax o correo electrónico, sin necesidad de acreditar el número de acciones que poseía cada socio. Pero cuando Tino Fernández actuó de la misma manera se apresuró a no aceptarle la fórmula.

Grandes cenas

El Deportivo debe cien mil euros al restaurante de un amigo personal de Lendoiro

Casi cien mil euros es la cantidad que debe el Deportivo (ya descontado el IVA) al Manjar, restaurante de un íntimo amigo de Lendoiro en el que el presidente acostumbraba a cenar hasta la entrada del club en concurso de acreedores.

Relaciones

Administraciones públicas, prensa, clubes, bancos... en su punto de mira

«Conmigo o contra mí». Es el lema que acompaña a Lendoiro desde hace años. Sus malas relaciones las ha hecho extensibles al club. Ha mantenido enfrentamientos con federaciones internacionales, nacionales, administraciones públicas, clubes, bancos, directivos, prensa... El gran perjudicado, siempre, el Deportivo.

Historia

Decenas de jugadores y entrenadores han salido por la puerta de atrás

Bebeto, Valerón, Fran, Víctor, Lasarte, Arsenio, Lotina, Oltra... Son decenas los jugadores y técnicos que se fueron enfadados con Lendoiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Lendoiro, veinticinco años incumpliendo