Hablar de fútbol con seriedad


Escribir sobre la actualidad futbolística, manejando argumentos creíbles sobre la realidad resulta más que complicado. Una ingenuidad salvo cuando los comentarios se centran en sucesos a toro pasado, algo que no tiene mérito puesto que está ya comprobado y el comentario carece de valor. El mundo del fútbol es tan corto que los sucesos de un domingo quedan pronto a un lado, retrasados, porque el interés pasó a centrarse en el presente. En el fútbol hay tendencia censurable a escapar de la realidad. Por ejemplo, la que se vive en la ciudad coruñesa bajo un ambiente desolado desde hace largo tiempo. Una desorientación nacida por el rumbo que le marcaron a la nave blanquiazul, diciendo a sus seguidores que surcaban aguas tranquilas y un rumbo a puerto seguro, cuando la carta de navegación ya advertía a los más expertos que el barco se estrellaría si no se rectificaba el rumbo. Un rumbo que no se corrigió.

La realidad es que esa nave blanquiazul saldrá esta tarde rumbo a Ponferrada, donde no hay puerto de mar, y como decíamos ayer hace medio siglo más o menos que el Juvenil, un equipo coruñés formado por jóvenes alumnos de la Fábrica de Armas herculina, dirigidos por Rodrigo. Escribir sobre la actualidad futbolística coruñesa, tal como resultaría más que obligado desde tiempo atrás, resulta imposible si uno intenta ser fiel con la realidad del momento. Un momento tan nebuloso que impide atreverse a adivinar qué sucederá mañana en Ponferrada. Es como lanzar una moneda al aire, aunque anima y mucho, las palabras de Fernando Vázquez el pasado jueves, cuando dijo: «En el Toralín debemos de ganar».

«Desde la solidez defensiva, creo que podemos sacar los tres puntos», aseguró ayer Javier Arizmendi al analizar el duelo del Toralín. El madrileño apuntó que cada vez se encuentra mejor físicamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Hablar de fútbol con seriedad