Arizmendi: «No podemos lanzar campanas al vuelo»

El jugador del Deportivo reconoció que «cada vez» tiene «mejores sensaciones»


Javier Arizmendi delantero del Deportivo ha asegurado hoy que no le «inquieta» el liderato de la Liga Adelante, del que le separa un punto, y ha explicado que lo que desea es acabar la temporada en uno de los dos primeros puestos de la clasificación.

«A mí, personalmente, el liderato no me inquieta a día de hoy. Lo que quiero es estar donde estoy hoy en la jornada 42. Está claro que llevamos un camino recorrido y que no nos lo va a quitar nadie», declaró en rueda de prensa.

Arizmendi sí valoró la brecha que ha abierto el Deportivo con los otros equipos que le acompañaron la temporada pasada en el camino a la Liga Adelante.

«No podemos lanzar campanas al vuelo»

«Llevar la ventaja que tenemos con equipos como el Mallorca -ocho puntos- y el Zaragoza -diez puntos- es muy bueno. Pese a que queda muchísima liga y no podemos lanzar campanas al vuelo, la situación en la que estamos ahora es esperanzadora y muy motivadora para todos», afirmó.

En ese camino que lleva esta temporada, el Deportivo intentará dar un paso más el próximo domingo ante la Ponferradina en El Toralín, un desplazamiento del que Arizmendi dijo que no será «fácil».

«Ninguna salida es fácil en Segunda. Estamos viendo la gran igualdad que hay y esperamos un partido duro, competido, ante un equipo que no nos va a poner las cosas nada fácil, pero tenemos que pensar más en nosotros y seguir la línea que llevamos. Desde la solidez defensiva, creo que podemos sacar los tres puntos, respetando siempre al máximo al rival», apuntó.

El delantero pronosticó que la Ponferradina planteará «un partido en base a la máxima intensidad» y con la «motivación» de «querer ganar a un equipo que, a priori, es uno de los favoritos al ascenso».

Arizmendi, que en las últimas semanas arrastró molestias musculares, celebró con rabia la asistencia de gol que dio el pasado domingo ante el Mallorca y que encaminó la victoria del Deportivo (3-1).

«Quería desquitarme un poco también. Por esas pequeñas molestias tampoco había podido estar a gusto del todo en el campo y entrenando y esa asistencia sirvió para desquitarme un poco y olvidar un poco todas esas malas sensaciones. Y también era importante el partido para el equipo y de esa manera se abrió el camino a la victoria», dijo.

El exjugador del Getafe reconoció que «cada vez» tiene «mejores sensaciones» y está «con mayor confianza», si bien reconoció que debe seguir mejorando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Arizmendi: «No podemos lanzar campanas al vuelo»