El Deportivo gana y convence en campo del Recreativo de Huelva

Miguel Piñeiro Rodríguez
Miguel Piñeiro LA VOZ / REDACCIÓN

TORRE DE MARATHÓN

LOF

El equipo coruñés se soltó en el segundo tiempo tras frustrar el juego del líder y sentenció con un gol de Insua

11 nov 2013 . Actualizado a las 01:13 h.

El Deportivo de La Coruña sabe cómo alimentarse de los rivales. Les chupa la alegría de su juego aferrados a su orden defensivo. Da igual el rival que sea, un inocente filial o el líder de Segunda. El Recreativo de Huelva sucumbió al plan habitual del Dépor como visitante, al que se añadió en el segundo tiempo un punto de decisión, un pasito adelante suficiente para imponerse y dar una muestra de su ímpetu por entrar en ascenso directo. Un gol de Insua en otra acción a balón parado ejecutada por Culio le dio tres puntos al Dépor, de nuevo rocoso y sólido, profesional en su trabajo defensivo, y en el Colombino algo más decidido para crear peligro cuando notó que al Recre se le acabaron las ideas.

El guión de los partidos del Dépor lejos de Riazor empiza a ser muy previsible, por más que Fernando Vázquez baraje los nombres del once. Con cuatro laterales por banda y Luis Fernández como nuevo delantero, se presuponía algo más de movilidad y rapidez en las contras. Apenas hubo noticias en ese apartado en el primer tiempo, quizás porque Juan Domínguez no pudo jugar finalmente por sus molestias físicas y Juan Carlos es un jugador más de conducción que de pase en el centro del campo. El equipo coruñés cedió la pelota a un Recreativo mermado en ataque pero también fiel a su plan de posesión y toque. Los andaluces fueron perdiendo lucidez con el paso de los minutos ante el ordenando dispositivo de los coruñeses, que apenas salieron de su campo con la pelota en el primer acto.

Apenas un Luisinho que estuvo muy activo en su papel de interior zurdo y un Luis que nunca se olvidó de correr. El portugués remató de volea dentro del área contra un defensa y centró en alguna ocasión con peligro. Luis Fernández respondió a la confianza de su entrenador y generó las dos llegadas más claras: robó en el centro del campo y forzó una falta que Culio pateó fuera por poco, y luego el delantero canterano terminó una contra hilada por Luisinho con un remate cruzado. El Dépor, que pidió un penalti sobre Marchena en una falta lateral, no propuso mucho más en ataque. Tampoco se le esperaba. Creció desde su trabajo defensivo ante un Recre que fue perdiendo entusiasmo con los minutos. Comenzó haciendo daño con Gallegos por banda izquierda y Lux reaccionó bien a dos tiros cercanos de Linares.